Tradicionalmente comemos miel desde Rosh HaShaná hasta Sucot para simbolizar un dulce nuevo año. Las manzanas untadas en miel son por supuesto la versión más común de esta costumbre, pero a mí me gusta utilizar miel de distintas formas para que haya sabores dulces durante toda la cena. No se preocupen, seguro habrá un montón de recetas tradicionales de torta de manzana o de miel, pero aquí les escribo un par de ideas geniales y deliciosos platillos que les ayudarán a celebrar un dulce año nuevo.

ENSALADA DE REPOLLO CON MANZANA Y MIEL

6 a 8 porciones

  • 1/4 taza de mayonesa más dos cucharadas extra
  • 1/4 taza de crema agria
  • 1 cuchara de miel
  • 1 cuchara de vinagre de manzana
  • 1/2 cucharita de sal
  • 1/4 cucharita de pimienta recién molida
  • 3 tazas de repollo verde rallado (media cabeza de repollo)
  • 2 manzanas Granny Smith, peladas y cortadas
  • 1 zanahoria grande, pelada y rallada
  • 1 taza de repollo morado rallado
  • 1/2 taza de cebolla cortada muy delgada.
  • 1/4 taza de perejil picado fresco italiano
  • Guarnición: hojas de radicchio 'radicheta', opcional.

Para el aderezo, combina bien en un recipiente la mayonesa, crema agria, miel, el vinagre, la sal y pimienta, y revuelve bien. Deja a un lado.

En otro recipiente, mezcla el repollo blanco, las manzanas, la zanahoria, el repollo morado, la cebolla y el perejil.

Agrega el aderezo sobre la mezcla de repollo y revuelve hasta que esté cubierto de manera uniforme. Colocalo en el refrigerador, tapado, para que repose un poco antes de servir.

Sirve cucharadas de ensalada sobre hojas de radicchio 'radicheta' para porciones individuales.

POLLO CON NARANJA DULCE Y PICANTE

6 a 8 Porciones

  • 1 taza de salsa de soya
  • 3/4 taza de cebolla finamente cortada.
  • 1/3 taza de vinagre de arroz
  • 1/4 taza de miel
  • 3 cucharadas de jugo de naranja
  • 1/4 taza de cilantro picado
  • 2 cucharadas de Sriracha (pasta picante de ají rojo)
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo
  • 2 cucharadas de jengibre picado
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 12 muslos de pollo con piel o dos pollos cortados en octavos.

Para el marinado, mezcla en un recipiente grande la salsa de soya, cebollas, vinagre de arroz, miel, jugo de naranja, cilantro, sriracha, semillas de sésamo, jengibre, ajo, aceite de sésamo, y revuelve bien para mezclar.

Coloca el pollo en una bolsa grande de plástico o en un plato para hornear y cúbrelo con el marinado.

Revuelve bien hasta que esté mezclado y colocalo en el refrigerador, dándolo vuelta frecuentemente, y déjalo marinar por lo menos 6 horas.

Precaliente una parrilla eléctrica a fuego medio-bajo, aproximadamente 190ºC, o precalienta el horno a 180ºC.

Retira el pollo del marinado, reserva a un lado el marinado, y ásalo hasta que este dorado por 12 o 15 minutos. Dalo vuelta y ásalo por otros 8 minutos o hasta que este cocinado, humedeciéndolo con el marinado mientras lo cocinas. Alternativamente, hornea el pollo en el marinado por una hora o una hora y 15 minutos, o hasta que esté dorado y los jugos estén claros. También puedes usar una sartén/parrilla y cocinar el pollo allí.

Si lo vas a asar en la parrilla, deja el resto del marinado en un recipiente chico y luego hiérvelo.

Cocínalo a fuego medio hasta que espese, entre 10-15 minutos.

Coloca el pollo en una fuente y vierte el marinado encima.

ESTOFADO DE COSTILLAS DULCES

6 porciones

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 kg. de costillas chicas
  • 2 tazas de apio, cortado
  • 1 taza de chalotes picados en trozos grandes.
  • 5 dientes de ajo machacados
  • 1/2 taza de miel
  • 1/4 taza de vinagre de cidra
  • 1/2 cucharada de mostaza
  • 2 cucharadas de kétchup
  • 2 cucharadas de salsa Worcestershire
  • 4 tazas de caldo de carne
  • Una pizca de pimienta blanca
  • Una pizca de sal

Precalienta el horno a 160ºC.

Calienta aceite en una sartén a fuego alto. Cuanto esté caliente, dora las costillas hasta que estén doradas por ambos lados. Reduce la llama y coloca las costillas en un plato.

Vuelca casi todo dejando sólo dos cucharadas de grasa en la sartén. Agrega el apio y cocina a fuego medio durante unos 4 minutos.

Agrega el ajo y los chalotes. Continúa cocinando sobre fuego bajo hasta que los vegetales estén transparentes y el ajo este suave, unos 4 minutos.

Agrega todos los ingredientes restantes excepto el caldo de carne y cocínalos en la olla.

Coloca las costillas de nuevo en la sartén junto con los jugos que se hayan acumulado. Agrega suficiente caldo de carne para que las costillas queden cubiertas ¾. Lleva a hervor y luego transfiere al horno.

Cocina por una hora y media o dos, o hasta que la carne este tierna.

Sirve sobre puré de papas o arroz.

SORBETE DE NARANJA MIEL Y FRUTILLA

4 Porciones

  • ½ taza de jugo de manzana
  • 500 gramos de frutillas rebanadas
  • ¼ taza de concentrado de jugo de naranja, congelado
  • 2 cucharadas de licor de naranja, opcional
  • 1/3 taza de miel

En una licuadora mezcla el jugo de manzana, las frutillas, el jugo de naranja, licor de naranja y la miel. Procesa hasta que este suave. Pon la mezcla en una máquina para hacer helados según las instrucciones. Si no tienes una máquina para hacer helados, vuelca la mezcla en un plato poco profundo y congélalo por una hora. Saca la mezcla del congelador y vuelve a pasarla por la licuadora. Vuelve a congelar hasta que lo vayas a servir.

JALÁ CON MIEL

Alcanza para 2 jalot, pero se puede duplicar la receta.

  • 3 paquetes de levadura instantánea
  • 3½ tazas de harina con gluten
  • 1/4 taza de agua tibia
  • 3 huevos grandes
  • 1/4 taza de aceite vegetal
  • 1/4 taza de miel
  • ¾ cucharadas de extracto de vainilla
  • 1-1/2 cucharaditas de sal

Para el glaseado:

  • 1 huevo, levemente batido
  • 1 cucharadita de miel
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

En un recipiente grande, mezcla la levadura con media taza de harina y una cucharada de azúcar. Agrega el agua tibia, bate y deja esta mezcla, llamada esponja, que se asiente hasta que empiece a hincharse, entre 15-20 minutos. Agrega los huevos, aceite, miel, y sal. Mezcla hasta que todo esté bien combinado. La masa se mantendrá grumosa, eso está bien. Agrega la harina que queda y mezcla en un recipiente hasta que los ingredientes estén combinados. Vierte la masa en una superficie para trabajar y amásala hasta que esté suave, unos dos minutos. La masa debe estar bastante firme y no debe ser fácil de amasar. Si está suave y pegajosa, agrega más harina hasta que esté firme. Transfiere la masa a un contenedor grande y limpio y cúbrelo bien. Deja leudar hasta que duplique su tamaño y este suave al tacto, unas dos horas.

Trenza la masa y déjala crecer por 1 o 2 horas más.

Coloca una rejilla de horno en el tercio inferior y calienta el horno a 160°C.

Prepara el glaseado batiendo con un tenedor el huevo, la miel y la vainilla. Justo antes de hornear, cepilla la masa con el glaseado. Con un pincho de madera fina, haz agujeros profundos por todo el pan (los agujeros evitarán las bolsas de aire y ayudarán al pan a mantener su forma durante la cocción). Hornea por 20 minutos. Rota la jalá 180 grados y hornéala hasta que esté de color café oscuro, por otros 15 minutos. (Si la jalá se quema muy rápido, cúbrela un poco y deja que se siga horneando. No saques el pan demasiado pronto, porque puede quedar crudo por dentro). Deja enfriar completamente sobre una rejilla.