Rosh HaShaná se acerca rápidamente. Prueba estas recetas súper sabrosas para tus cenas de año nuevo. Cada receta reúne sabrosos ingredientes con otros que son dulces, para crear una profundidad de sabor y al mismo tiempo un recordatorio de que el año debiera ser dulce.

Sopa de hinojo y zanahoria

Para 6 porciones.

  • 6 cucharadas de margarina, divididas
  • 1 hinojo grande, rebanado fino
  • 1 cebolla pequeña, rebanada fina
  • 2 zanahorias, peladas y picadas
  • 1 papa pequeña, pelada y cortada por la mitad
  • 2 racimos de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta molida fresca
  • 4 tazas de caldo de verduras
  • ¼ de taza de castañas tostadas picadas gruesas
  • ¼ taza de crema ácida de tofu
  • 1 cucharada de jarabe de arce o miel

Calienta las 4 cucharadas de margarina en una olla grande y gruesa a fuego medio. Agrega el hinojo, la cebolla, las zanahorias, la papa, el tomillo y el laurel; sazona con sal y pimienta. Reduce el fuego a medio-bajo, cubre y cocina, revolviendo ocasionalmente y reduciendo el fuego si fuese necesario, hasta que las verduras estén blandas —pero no doradas— y hayan soltado su jugo, 45-60 minutos (esto les dará un sabor profundo).

Agrega el caldo, lleva a hervor y sazona con sal y pimienta. Reduce el fuego y hierve hasta que la papa se esté desarmando, 8-10 minutos. Deja enfriar un poco. Retira las hierbas.

Muele las verduras en una procesadora de alimentos hasta que la mezcla esté suave. Cuela dentro de una olla limpia; sazona con sal y pimienta.

Calienta las 2 cucharadas de margarina restantes en una olla pequeña a fuego medio. Agrega las castañas y cocina, revolviendo a menudo, hasta que las castañas estén tostadas, unos 4 minutos.

Mezcla la crema ácida de tofu con el jarabe de arce en un recipiente. Sirve la sopa con la crema de jarabe de arce y las castañas encima.

Preparación por adelantado: La sopa puede prepararse con 3 días de anticipación. Cubre y enfría.

Ensalada de bistec con aderezo de miel y rábano picante

Para 6 porciones.

Aderezo de rábano picante

  • ½ taza de crema ácida de tofu (no láctea)
  • 3 cucharadas de rábano picante blanco o morado preparado
  • 1 cucharada de cebollín picado fresco
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • Sal y pimienta negra molida fresca

Ensalada de bistec

  • 2 cucharadas de aceite de oliva, divididas
  • 1 bistec para parilla de 500 gramos
  • Sal y pimienta negra molida fresca
  • 350 gramos de papas, rebanadas delgadas
  • ½ pepino de invernadero inglés (pepino delgado sin semillas), rebanado delgado
  • 6 rábanos, cortados en cuñas delgadas
  • 2 tazas de verduras de hoja (como rúcula o lechuga)

Para el aderezo: bate la crema ácida de tofu, el rábano picante, el cebollín, la miel y el vinagre en un recipiente pequeño; sazona con sal y pimienta.

Para el bistec: calienta una cucharada de aceite en una sartén grande a fuego medio alto. Sazona el bistec con sal y pimienta. Cocina por 5-8 minutos o hasta que esté cocido. Deja descansar el bistec por 10 minutos. Mientras el bistec descansa, limpia la sartén y calienta la cucharada de aceite restante a fuego medio-alto. Agrega las papas, sazona con sal y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que estén blandas, 8-10 minutos.

Rebana el bistec y sirve con el aderezo de rábano picante, papas, pepino, rábanos y lechuga.

Dulces y sabrosas costillas al horno

Para 6 a 8 porciones

  • 2.5 kilos de costillas de res
  • ½ taza de azúcar rubia
  • 2 cucharadas de paprika (dulce, picante o ahumada, la que prefieras)
  • 3 cucharadas de ají en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1¼ cucharadas de sal
  • Chipotle en polvo o pimienta roja (de cayena) molida, a gusto
  • Para decorar: 2 cucharaditas de vinagre de manzana

Precalienta el horno a 100°C. En un recipiente mediano, combina todas las especias y los aliños. En un trozo de papel aluminio grueso suficientemente grande como para envolver las costillas, coloca el costillar con el lado de la carne hacia arriba. Rocía la mitad de la mezcla de especias sobre el costillar, untándolo generosamente, incluyendo los lados. Hazlo con cuidado (podría ser de ayuda tener a otra persona sosteniendo el papel aluminio mientras tú levantas el costillar). Voltea el costillar hacia el papel aluminio para que ahora estén con el lado de la carne hacia abajo. Vierte el resto de la mezcla de especias. Dobla firmemente el papel aluminio para sellar.

Pon una bandeja de metal (una bandeja para enfriar galletas funciona bien) sobre una bandeja de horno y pon las costillas envueltas en aluminio encima. Hornea por 4 horas, luego reduce la temperatura a 80°C por 2 horas más, o hasta que un tenedor se inserte fácilmente en la carne.

Abre los paquetes de costillas con mucho cuidado y vierte los jugos acumulados en una olla. Lleva los jugos a hervor y reduce la mezcla hasta que se haga más espesa, con textura de jarabe. Luego agrega el vinagre.

Mientras tanto, corta las costillas y repártelas en un platillo para servir. Para caramelizar más, puedes colocarlas en la bandeja para horno y dorar por unos cuantos minutos.

Sirve las costillas con la salsa a un lado.

Delicioso y clásico pastel de manzana

Para 18 porciones

Mezcla de manzana:

  • 6 manzanas medianas
  • 1/3 de taza de miel o ½ taza de azúcar
  • 1 cucharada de canela molida
  • 2 cucharadas de jugo de limón

Pastel:

  • 3 tazas de harina común
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 taza de aceite vegetal
  • 4 huevos grandes
  • 1/3 taza de jugo de naranja
  • 3 cucharaditas de polvos de hornear
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de sal
  • Decoración: azúcar glas y manzanas bebé

Pon la bandeja en la parte más baja del horno a 180°C. Engrasa un molde para pastel (con orificio al medio) de 25 centímetros. Déjalo aparte.

Para la mezcla de manzanas: pela, quita las semillas y rebana 4 manzanas en rebanadas de 6 mm. de espesor. Quita las semillas, pero no peles las últimas 2 manzanas y rebánalas a 6 mm. de espesor. En un recipiente de tamaño mediano, mezcla las manzanas con la miel o azúcar, la canela y el jugo de limón muy suavemente, hasta que estén cubiertas. Reserva las rebanadas que no están peladas en un recipiente aparte.

Para el pastel: en una batidora eléctrica, combina la harina, el azúcar, el aceite, los huevos, el jugo de naranja, los polvos de hornear, la vainilla y la sal. Sube la velocidad a medio-alta y mezcla hasta que todo esté bien mezclado, unos 2 minutos. Vierte 1/3 de la mezcla en el molde para pastel preparado y empareja la mezcla. Reparte la mitad de las rebanadas de manzana peladas sobre la mezcla (teniendo cuidado que las rebanadas de manzana no toquen directamente ninguna parte del molde, ya que se pegarán al molde y serán problemáticas cuando el pastel esté cocido). Cubre esta capa de manzanas con la mitad de la mezcla restante y emparéjala. Pon el resto de las manzanas peladas sobre la mezcla. Vierte la mezcla restante sobre esta segunda capa de manzanas y empareja esta capa final de mezcla. Reparte las rebanadas de manzana no peladas sobre esta mezcla, creando un abanico de rebanadas alrededor de todo el centro del molde con orificio. Si quedó algo de jugo de canela de la mezcla de manzanas, rocíalo sobre el abanico de manzanas. Pon el molde de pastel sobre un cuadrado de papel aluminio grueso (dobla los bordes del aluminio para formar un pequeño molde, para prevenir que cualquier jugo que pueda salirse del molde ensucie tu horno) y ponlo en el horno a hornear por 75 a 85 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro del pastel salga seco.

Retira el pastel del honro y ponlo en una rejilla a enfriar por 10 minutos. Suelta suavemente la torta de los lados del molde con un cuchillo pequeño y delgado y luego quita los lados del molde. Deja que el pastel se enfríe, con la pieza del centro en su lugar, hasta que esté a temperatura ambiente, y sólo después quita suavemente el centro del molde. Pon el pastel en un platillo para pastel. Inmediatamente antes de servir, tamiza azúcar glas sobre el pastel. Pon unas cuantas manzanas bebés en la base del pastel para decorar.