Es difícil imaginarse a Rosh Hashaná sin miel. Las manzanas sumergidas en miel son un símbolo de un dulce año nuevo. Muchos judíos comen tortas de miel o zanahorias cocinadas con miel para comenzar el nuevo año con una nota dulce.

Aquí hay algunos datos curiosos sobre la miel para comenzar bien el nuevo año. ¡Que tengan un Shaná tová umetuká, un año muy dulce!

  • Hacen falta dos millones de flores y 566 abejas para producir 450 gramos de miel.

  • Un enjambre de abejas tiene que volar más de 88.510 kilómetros recolectando néctar de las flores para producir 450 gramos de miel. ¡Esto es como dar dos vueltas alrededor del mundo!

  • Una abeja obrera promedio visita entre 50 y 100 flores en cada viaje de recolección de néctar

  • La abeja obrera promedio produce 1/12 cucharadita de miel en toda su vida

  • La miel es el único alimento ampliamente utilizado por los humanos que es manufacturado por animales.

  • La miel es uno de los dos únicos alimentos producidos por seres vivos que es kósher y parve (no lácteo ni de carne). El otro es la leche humana para los bebés.

  • La miel es tan deliciosa que la Biblia señala que el maná con el cual Dios alimentó a los israelitas en el desierto tras el éxodo de Egipto tenía el sabor de “una torta freída en miel” (Éxodo 16:31). (La tradición judía también registra que el maná tenía el sabor de aquello que la persona deseaba comer).

  • Los médicos modernos advierten que no se les debe dar miel a los niños pequeños porque puede exponerlos al botulismo. Este consejo también lo dio hace mil años Rabí Moshé ben Maimón (también conocido como el Rambam o Maimónides) (Mishné Torá, Hiljot Deot 4:12).

  • El Midrash señala diversas formas en que los judíos y la Torá son comparados con las abejas: así como las abejas siguen a un líder, así también los judíos siguen a los profetas y a los Sabios que los aconsejan. Tal como las abejas pueden dar tanto dulzura como aguijones, así también la Torá da dulzura a quienes la siguen y puede provocar amargura cuando la persona comprende que ha perdido la oportunidad de estudiarla. Por último, tal como las abejas recolectan el néctar dulce, así también los judíos recolectan dulzura en la forma de mitzvot y buenos actos. (Devarim Rabá 1:6)

  • Devash, el término bíblico que significa miel, también se refiere a los jarabes o almíbar de dátiles, uvas, granadas e higos hervidos.

  • La escritora de libros de cocina Claudia Roden recuerda que los judíos en su comunidad nativa de El Cairo acostumbraban a preparar “miel” de dátiles, lo cual quizás no se diferenciaba de forma substancial de la manera en que la preparaban en los tiempos bíblicos: “Se dejaban en remojo durante algunas horas dátiles sin carozo, luego se hervían y el jugo se pasaba por una muselina fina y se dejaba en bandejas en el techo o se hervía hasta que se formaba un jarabe espeso”. (The Book of Jewish Food, por Claudia Roden).

  • En tiempos antiguos en Israel se cultivaba miel de abejas. En Tel Rejov, en la región norte de Israel, los arqueólogos encontraron el colmenar comercial más antiguo del Medio Oriente, que data del siglo X AEC, es decir hace más de 3000 años. Formado por aproximadamente 100 panales, puede haber producido media tonelada de miel por año.

  • En la Biblia hay dos mujeres llamadas Devorá, lo cual en hebreo significa abeja: la nodriza de nuestra matriarca Rivká y la profetisa Devorá, quien ayudó a guiar al pueblo judío durante cuarenta años en el siglo XII AEC. Ella ordenó que se organizara un ejército de 10.000 soldados para enfrentar a los opresores canaanitas y, de acuerdo con el significado de su nombre, ella “picó” a los enemigos de Israel como una abeja.

  • Israel es llamada en la Biblia “una tierra que mana leche y miel” (Éxodo 33:3)

  • Cuando los antiguos griegos conquistaron el Medio Oriente, ellos introdujeron nuevas cepas de abejas europeas que reemplazaron a las abejas “sirias” nativas y silvestres del Medio Oriente, lo que facilitó la producción de miel en Israel.

  • En la actualidad, Israel produce alrededor de 3.500 toneladas anuales de miel. Los productores de miel israelíes mantienen aproximadamente 90.000 colmenares en el estado judío

  • Los israelíes comen alrededor de 1.600 toneladas de miel cada año para Rosh Hashaná. Esto es casi la mitad del consumo total de miel en todo el año.

  • El norteamericano promedio consume alrededor de 1,300 kg de miel por año.

  • La miel es un componente central de una bella tradición judía que se lleva a cabo en muchas comunidades el primer día de preescolar. Cuando los niños se preparan para aprender las letras del alfabeto hebreo, les muestran las letras cubiertas con una cucharadita de miel. Los niños lamen la miel y aprenden la primera lección: que el estudio es dulce.

  • El Rey Salomón comparó la miel con la sabiduría: “Come miel, hijo mío, porque es buena, y el panal es dulce a tu paladar. De igual modo, aprende sabiduría en beneficio de tu alma” (Proverbios 24:13-14)