Te estás preguntando que preparar para Shavuot. Estas deliciosas recetas del libro The Essential Book of Jewish Festival Cooking (El Libro Esencial de la Cocina Festiva Judía) escrito por Phyllis Glazer y por su hermana Miriyam Glazer seguro tendrán mucho éxito con tu familia y amigos.

Queso de Yogurt Bíblico

El queso de yogurt (lebane) era una excelente manera de expandir el limitado repertorio de comida en la dieta de nuestros antepasados, y prolongar la "vida útil" del yogurt. Podía ser escurrido hasta quedar suave y ser usado para untar, o dejarse secar hasta que quedara firme para luego formarlo en bolitas y marinarlo en aceite de oliva, lo cual podía durar todo un año.

Rinde para una taza y media

1 litro de yogurt simple de leche de vaca, de oveja o de cabra sin aditivos.

Colocar un colador grande sobre un recipiente. Cortar 3 o 4 capas de tela especial de quesos (tela para escurrir) en cuadrados de 50 cm. Sumergir los cuadrados en agua fría, sacarlos y colocarlos en el escurridor. Agregar a cada cuadrado una cucharada de yogurt, juntar los bordes y exprimir un poquito la parte inferior para extraer la humedad. Torcer los extremos de la tela y atar los dos extremos con un nudo.

Colgar los paquetes del grifo por varias horas o durante toda la noche, y dejar que gotee directo al lavamanos, o dejar que se escurran sobre un recipiente a temperatura ambiente, hasta que el yogurt adquiera una consistencia de queso crema. Exprimir los paquetes suavemente de vez en cuando para ayudar a que escurran más rápido. Remover el queso de la tela y colocarlo en un recipiente cerrado. Guardar en el refrigerador.

Para servir, llevar el queso a temperatura ambiente y esparcirlo en un plato. Aderezar con aceite de oliva extra virgen y aceitunas picadas. También se pueden agregar alcaparras y perejil.

S'mores de Queso y Aceitunas

Al igual que el postre de chocolate y malvaviscos de las fogatas, este bocadillo es tan bueno que la gente querrá repetir. Pueden ser preparados fácilmente por adelantado, congelados y horneados cuando sea necesario. Son perfectos como bocadillos durante la fiesta de Shavuot, con pocas probabilidades de que alcance para después. Rinde para 24.

  • 250 gramos de queso americano (de maquina) o un queso semi-duro rallado
  • 1/2 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de páprika dulce
  • 1 taza de harina cernida
  • 24 aceitunas sin pepa o rellenas con pimiento
  • Semillas de sésamo y/o zaatar

Precalentar el horno a 200 grados.

En un recipiente pequeño, mezclar el queso rallado con la mantequilla. En un segundo recipiente mezclar la harina, sal y páprika. Agregar la mezcla de harina a la mezcla de mantequilla y mezclar muy bien.

Tomar una cucharadita de la mezcla y con las manos formar bolitas. Colocar una aceituna dentro de cada bolita con el lado relleno mirando hacia arriba. Repetir el proceso con el resto de la masa y las aceitunas.

Cubrir ligeramente con semillas de sésamo o zaatar. Colocar las bolitas en una bandeja para hornear sobre papel mantequilla. Hornear 15 minutos o hasta que estén doradas. Servir calientes

Quiche de Espinaca, Queso Feta y Albahaca Fresca

Puede cortar este plato en cuadraditos pequeños como aperitivo, o en grandes porciones para el almuerzo o la cena.

Rinde para 6 porciones.

Base del quiche:

  • 1 y 1/4 taza de harina integral
  • 1 cucharadita de sal
  • 3/4 taza (150 gramos) de mantequilla o margarina fría
  • 1/3 taza de yogurt simple
  • 1 yema de huevo

Relleno:

  • 1 paquete (300 gramos) de espinaca congelada picada
  • 1 taza (100 gramos) de queso feta en pedacitos
  • 1/2 taza de queso cottage
  • 6 cebollines (cebolletas, chalotes) pequeños, con 5 cm. de la parte verde, picadas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 3 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 1 diente de ajo grande, picado
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 4 huevos
  • 1/2 taza de leche

 

Precalentar el horno a 200 grados.

Para preparar la base colocar la harina y la sal en el procesador. Cortar la mantequilla en pedazos y agregar a la harina. Procesar en la opción de pulsaciones hasta que se formen grumos.

En un recipiente pequeño, mezclar la yema de huevo y el yogurt. Agregar esta mezcla a la mezcla de harina con la maquina prendida. Remover la masa y darle la forma de una bola. (La masa no debe estar pegajosa. Si lo está, amasar rápidamente en una superficie con harina).

Colocar la bola sobre una fuente de 25 cm. y aplastarla con los dedos sobre toda la superficie, distribuyendo equitativamente, sin poner en los bordes. Plegar la parte superior. Otra opción (que lleva más trabajo), es envolver la masa en papel plástico y dejarla enfriar por 30 minutos, y después colocarla.

Agujerear la masa con un tenedor para que no se eleve. Hornear la base durante 10 minutos o hasta que esté un poco dorada.

Retirar del horno y dejar enfriar. Descongelar la espinaca y colarla. Ayudar a escurrir con la mano para sacarle todo el líquido que tenga. En un procesador de alimento, picar los cebollines y agregar el resto de los ingredientes a excepción de la espinaca. Procesar por 30 segundos o hasta que esté todo unido. Agregar la espinaca y procesar brevemente en la opción de pulsaciones.

Verter el relleno sobre la base parcialmente horneada y hornear durante 10 minutos. Reducir la temperatura a 180 grados y hornear 10 o 15 minutos más, o hasta que se vea listo. Puedes insertar un palillo de dientes en el centro, éste debe salir húmedo pero no mojado. Servir caliente o a temperatura ambiente.

Tarta de Queso y Jalvá Estilo Lishansky

El autor de libros de cocina, y creador de licores y mermeladas de toda clase posible de frutas, hierbas y vegetales, Iaacov Lishansky, quien falleció recientemente a sus 90 años, fue el primer (y único) hombre israelí en ganar el primer lugar en el concurso de cocina "Queen of the Kitchen" (Reina de la cocina). Esta receta fue adaptada de su libro.

Rinde para 12 – 14 porciones.

Para la base:

  • 1 taza de harina cernida
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de cáscara de limón rallada
  • 1 yema de huevo
  • 1/4 taza de mantequilla derretida
  • 1/4 cucharadita de vainilla
  • Agua fría

Para el relleno:

  • 1 kg. de queso crema
  • 1 taza de jalvá sabor a vainilla, machacada
  • 1 1/4 taza de azúcar
  • 3 cucharadas de harina
  • 1/4 cucharadita de vainilla
  • 6 huevos
  • 1/4 taza de crema

Precalentar el horno a 200 grados. Preparar un molde redondo desmontable de 22 o 25 cm. y colocar papel mantequilla cortado a la medida de la base del molde (si el molde es de 22 cm. el dulce será más alto). Pegar a la superficie con un poquito de mantequilla o spray de aceite de oliva. Cortar una tira de 8 cm. de ancho del papel mantequilla y pegar a los lados del molde.

Mezclar la harina y el azúcar en un recipiente mediano. Mezclar la yema de huevo, la ralladura de limón, la mantequilla derretida y la vainilla con un tenedor. Hacer un hoyo en la mezcla de harina y verter los líquidos, mezclar con un tenedor y amasar con la mano para formar una bola.