Shavuot es sinónimo de comidas lácteas. He aquí una selección que va de lo simple a lo sublime. De seguro hay algo para complacer a cada paladar. Y dado que todas las comidas comienzan con una jalá, he aquí una jalá con forma de flor para deleitar a tus invitados en honor a Shavuot.

Jalá con forma de flor para Shavuot

Utiliza tu receta de jalá favorita. Alternativamente, aquí tienes una receta de jalá de harina blanca que te dará grandes resultados.

  • 2 ¼ kilos de harina alta en gluten, harina para hornear o harina para pan.
  • 3 cucharadas de levadura instantánea o 85 gramos de levadura fresca.
  • ¾ de taza de azúcar.
  • 5 tazas de agua caliente.
  • 3 huevos grandes.
  • ½ taza de aceite de canola o vegetal.
  • 3 cucharadas de sal.
  • 2 yemas de huevo + 1 cucharada de agua para hacer cobertura de huevo.
  • Sésamo o semillas de amapola.

Cierne la harina en el recipiente de tu batidora (la jalá es más esponjosa cuando la harina está cernida). Agrega la levadura y el azúcar. Bate para combinar. Agrega los huevos y el aceite. Agrega el agua y finalmente agrega la sal. Mezcla a velocidad mediana por 10-12 minutos hasta que se forme una masa suave y elástica. Remueve la masa del recipiente y rocíala con un poco de harina para evitar que se pegue. Déjala crecer en un recipiente grande cubierta con plástico y una toalla por 45 minutos. Separa “jalá” de ella.

Divide la masa en 5 partes iguales. Para mayor precisión, puedes pesar cada parte en una pesa y chequear que sean iguales.

Transforma una de las piezas en una cuerda LARGA.

Corta la cuerda en cuatro partes: la primera de aproximadamente la mitad del largo de la cuerda, la siguiente de 2/3 de lo restante, y luego divide lo que quede en dos cuerdas pequeñas.

Toma la parte más larga y haz un conjunto de rizos y únelos en el centro. Estos serán tus pétalos; haz unos 5 o 6. Luego toma la siguiente cuerda en cuanto a longitud e insértala por debajo: este será tu tallo. Luego toma las dos partes pequeñas, haz un rizo con cada una e insértalas en el tallo: estas serán tus hojas. Luego toma una pequeña bola de masa y ponla en el centro de la flor, ocultando la unión de los pétalos.

Otra sugerencia es simplemente hacer la parte de la flor, sin el tallo, y hacerla más grande. Se ve muy bonita de cualquier manera que la hagas.

Otra sugerencia: jalot pequeñas con forma de flor

Esta forma decorativa de jalá fue un tema de conversación en cada comida. Hice unas pequeñas jalot individuales para los niños, quienes disfrutaron de tener sus propias jalot con forma de flor.

Para hacer las jalot pequeñas utiliza tu receta de jalá favorita, o utiliza la masa descrita anteriormente. Estira la cantidad de trozos de masa que desees agregar a tu flor, alrededor de 5 pétalos para las más grandes y 4 para las más pequeñas. Dale forma de rollo a cada pieza y colócalas juntas para formar una flor. Estira una pieza más para el tallo y los pétalos como se ve en la imagen.

Cúbrelas con yema de huevo y esparce por encima semillas de sésamo o de amapola. Hornea las grandes por 40 minutos a 180°C y las pequeñas por 30 minutos.

Secreto para una jalá esponjosa: después de darle forma a tu jalá, precalienta el horno a una temperatura muy baja (unos 100°C), pon la jalá en el horno y déjala estar a baja temperatura por unos 20 minutos. Luego eleva la temperatura a unos 180°C y hornea de acuerdo al tamaño de la jalá.

Pon la mesa y coloca las jalot pequeñas con forma de flor en cada puesto, o simplemente pon las jalot en el medio de la mesa para decorar. Recibirás un sinnúmero de halagos.

Delicioso bizcocho de mantequilla

El bizcocho de mantequilla es un simple bizcocho, delicioso para acompañar en cualquier momento una taza de café, y suficientemente fácil de hacer como para que cualquiera lo pruebe, pues toma pocos minutos y requiere ingredientes sumamente simples.

  • 2 barras (250 gr.) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • ¾ taza (200 gr.) de azúcar
  • 4 huevos.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • ½ cucharadita de sal.
  • ¾ de taza (100 gr.) de harina, cernida.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 4 cucharadas de yogurt de vainilla.
  • Algunas almendras rebanadas.

Precalienta el horno a 180°C.

Engrasa ligeramente la fuente con un poco de mantequilla.

Bate para espesar la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla esté cremosa.

Agrega lentamente los huevos y continúa batiendo la mezcla.

Agrega el extracto de vainilla y la sal; agrega la harina y la levadura a la mezcla.

Finalmente agrega el yogurt de vainilla y mezcla bien.

Vierte la mezcla a la fuente engrasada. Agítala ligeramente para distribuirla equitativamente. Agrega las almendras rebanadas en la parte superior.

Hornea por unos 30-35 minutos, o hasta que el bizcocho esté listo.

Retira del horno y deja enfriar. Rebánalo y sírvelo caliente.

Preparación: 20 minutos.

Porciones: 12.

Deliciosa babka de queso

Esta babka de queso ha sido catalogada como una de las mejores recetas de su tipo. La masa y el relleno son una combinación ganadora que de seguro todos disfrutarán.

Masa:

  • 2 paquetes de levadura activa seca.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • ¼ de taza de agua.
  • 1 taza de leche.
  • 1 barra de mantequilla.
  • 1 cucharadita de sal.
  • ½ taza de azúcar.
  • 3 yemas de huevos grandes batidas + 1 clara de huevo grande batida.
  • 5 tazas de harina.

Relleno:

  • 2 paquetes de 450 gr. de queso crema suavizado.
  • 3 yemas de huevos grandes.
  • 1 ½ taza de azúcar.

Cobertura de migajas:

  • 6 cucharadas de harina.
  • 8 cucharadas de azúcar.
  • 4 cucharadas de mantequilla fría.

Mezcla la levadura con una cucharadita de azúcar en agua caliente. Deja a un lado hasta que esté espumoso. Engrasa tres recipientes de 22x12 cm.

Calienta la leche y colócala en un recipiente grande para mezclar. Agrega la mantequilla y mezcla. Agrega la ½ taza de azúcar, sal, levadura en polvo y 3 yemas batidas.

Agrega la harina y amasa hasta que esté brillante y elástica. Coloca en un recipiente engrasado, cubriendo ambos lados, cubre con papel plástico y deja estar hasta que doble su tamaño. Esto podría tomar unas dos horas.

Prepara la cobertura de migajas. Para esto, mezcla la harina y el azúcar. Luego agrega la mantequilla y finalmente incorpórala utilizando una mezcladora de masas (tipo KitchenAid).

Divide la masa en tres partes. Espolvorea harina en tu zona de trabajo. Trabaja con una porción a la vez y deja las otras cubiertas. Estira la masa para que quede lo más delgada posible y haz un rectángulo de 3 milímetros de espesor.

Esparce sobre la masa 1/3 del queso crema. Dobla los costados de la masa y enrolla. Colócala en uno de los recipientes que dejaste preparados. Pinta con clara de huevo y agrega 1/3 de la cobertura de migajas. Repite el proceso con la masa restante. Cubre con papel plástico engrasado y déjalo estar hasta que suba por sobre el borde del recipiente.

Pon en el centro del horno y hornea a 180°C. Hornea las babkas por 40-50 minutos o hasta que adquieran un color dorado. Deja enfriar 5 minutos. Utilizando un cuchillo, suelta la babka de los costados del recipiente.

Tiempo de preparación: 20 minutos.

Cheesecake de chocolate blanco

Esta tarta especial es espectacular, una delicia especial para Iom Tov.

Para hacer el diseño sobre la tarta:

Derrite un chocolate de buena calidad y sumerge ligeramente la punta de una cuchara en él. Luego, haz círculos alrededor de la tarta de forma tan pareja como puedas. Puede no verse tan profesional en un principio.

Toma un mondadientes y traza líneas desde los bordes de la tarta hacia el centro. Eso debería crear este diseño

  • Una corteza de tarta pre-preparada.
  • 450 gramos de chocolate blanco, trozado.
  • 340 gramos de queso crema a temperatura ambiente.
  • 2 yemas de huevo.
  • 230 ml. de crema ácida.
  • 1 cucharadita de azúcar de vainilla.
  • 3 claras de huevo.
  • 2 cucharadas de azúcar.

Derrite el chocolate y deja a un lado. Bate el queso crema hasta que esté esponjoso. Agrega las yemas de huevo y bate bien. Agrega la crema ácida, la vainilla y el chocolate, bate todo junto y deja a un lado.

Bate las claras de huevo hasta que se formen montañitas y agrega gradualmente el azúcar hasta lograr rigidez. Vierte las claras de huevo batidas a la mezcla de chocolate.

Vierte sobre dos cortezas de tarta y hornea a 150°C. Luego de 1 hora cierra el horno y deja reposar la tarta por una hora más.

Preparación: 20 minutos.

Rinde 12-16 porciones.

Delicioso cheesecake de cerezas

Este no sólo es nuestro mejor cheesecake —delicioso, cremoso y lleno de cerezas—, sino que también es uno de los más fáciles de preparar. Dado que este espectacular cheesecake alcanza para 16 porciones, ¡es el postre perfecto para servir en tu próxima fiesta!

  • 1 3/4 tazas de migajas de galleta.
  • 1/3 de taza de mantequilla derretida.
  • 1 ¼ tazas de azúcar, dividida.
  • 3 paquetes (de 225 gr. cada uno) de queso crema.
  • 1 taza de crema ácida.
  • 2 cucharaditas de vainilla.
  • 3 huevos.
  • 1 tarro (750 gramos) de relleno de cereza para tarta.

Precalienta el horno a 180°C. Mezcla las migajas de galleta, la mantequilla y ¼ de taza de azúcar. Presiona sobre la base de una fuente circular de 22 cm.

Bate el queso crema y el azúcar restante en un recipiente grande con una batidora hasta que todo esté unido. Agrega la crema ácida y la vainilla y mezcla bien. Agrega los huevos, 1 a la vez, y bate a velocidad baja después de cada adición hasta que esté mezclado. Vierte sobre la corteza.

Hornea entre 1 hora y 1 hora 10 minutos, o hasta que el centro esté firme. Pasa un cuchillo por el borde de la fuente para soltar la tarta. Enfría antes de removerla. Refrigera el cheesecake por 4 horas. Cubre con el relleno para tarta antes de servir.

Cómo cortar fácilmente los postres cremosos

Cuando debes cortar un postre de textura cremosa, como un cheesecake, debes limpiar cuidadosamente el cuchillo entre cada tajada. Esto previene que el relleno cremoso se acumule en el cuchillo, asegurando cortes limpios que dejen el relleno intacto.

Preparación: 15 minutos.

Nuestro mejor cheesecake de chocolate

Esta tarta es muy sabrosa, una tajada delgada puede lograr grandes cosas.

  • 18 galletas sándwich molidas finamente (aprox. 1 ½ taza), o puedes utilizar dos cortezas para tarta pre hechas.
  • 2 cucharadas de mantequilla o margarina, derretidas.
  • 3 paquetes (225 gramos cada uno) de queso crema.
  • 1 taza de azúcar.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • ½ taza de chocolate semi amargo, partido en pedazos, derretido y enfriado.
  • 3 huevos.
  • 1 ½ tazas de frutillas (para decoración, opcional).

Precalienta el horno a 160°C. Mezcla las migajas de galleta y la mantequilla; presiona sobre el fondo de una fuente para tarta circular de 22 cm. Hornea por 10 minutos.

Bate el queso crema, el azúcar y la vainilla con una batidora. Agrega el chocolate y mezcla bien. Agrega los huevos, 1 a la vez, mezclando a velocidad baja después de cada adición hasta que todo esté mezclado. Vierte sobre la corteza.

Hornea por 45 a 55 minutos, o hasta que el centro esté casi firme. Pasa un cuchillo por el borde para soltar la tarta. Enfría antes de remover. Refrigera el cheesecake por 4 horas. Cubre con frutillas.

Tiempo de preparación: 30 minutos.

Rinde 16 porciones.