Shavuot no es sólo un momento para una excelente torta de queso (y definitivamente recomiendo la receta de la torta de queso Casa Blanca que está más abajo), sino una oportunidad para usar esos ingredientes lácteos difíciles de reemplazar con un equivalente parve (no lácteo). La Nutella es una deliciosa pasta de chocolate y avellanas que tiene una textura súper cremosa. Me encanta usarla en los pasteles de pudding de chocolate. La adición de Nutella los vuelve deliciosos. Las barras mágicas de dulce de leche siempre son un éxito, dulces y crujientes con una textura adictiva. No pude resistirme a incluir crepes dulces con glaseado de miel de maple y nueces pecanas, porque el relleno de queso fresco y queso crema batido tiene un sabor similar al de cualquier masita de queso dulce. ¡Qué bueno que Shavuot es sólo una vez al año!

TORTA VOLCÁN DE CHOCOLATE CON NUTELLA

6 porciones

Puede prepararse láctea o parve. Ambas versiones son exquisitas, especialmente caliente, acompañada de helado.

  • 5 cucharadas de manteca láctea/margarina sin sal, derretida. Un poco más de manteca blanda para engrasar los moldes
  • 1 taza de leche entera o crema para café no láctea
  • ¾ taza de pasta de chocolate y avellana (como Nutella) o pasta parve de chocolate y avellana
  • 2 huevos grandes, ligeramente batidos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 taza de harina, cernida
  • ⅔ taza (llena) de azúcar rubia clara
  • 3 cucharadas más taza de cacao en polvo. Un poco más para espolvorear
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • ⅓ taza de azúcar granulado
  • 2 tazas de agua hirviendo
  • Decoración, opcional
  • Helado o crema batida
  • Nueces tostadas

Pon la rejilla en el centro del horno; precalienta a 180ºC. Engrasa 6 moldes para magdalenas (de 1 taza) con la manteca/margarina suavizada y ponlos en una bandeja para horno grande y con bordes.

En un bol grande, bate la manteca/margarina derretida, la leche/crema para café, pasta de avellanas, huevos y vainilla hasta que esté suave. En un bol pequeño, mezcla la harina, taza azúcar rubia, 3 cucharadas de cacao en polvo, polvo de hornear y sal. Incorpora la mezcla de harina a la mezcla de avellana. Divide la mezcla entre los moldes, aproximadamente ½ taza de mezcla para cada uno.

En un bol pequeño, mezcla taza de azúcar rubia restante, de taza de cacao en polvo y el azúcar granulado, desarma cualquier terrón de azúcar rubia. Espolvorea cada porción con unas 2 cucharadas de la mezcla de cacao.

Vierte suavemente taza de agua hirviendo en cada molde. Hornea hasta que el pastel rebote cuando lo presionas, unos 30 minutos. Déjalos descansar 10 minutos antes de servir. Espolvorea con cacao y decora con el helado, crema batida y nueces (opcional).

BARRAS MÁGICAS DE DULCE DE LECHE

18 barras

  • 1½ barra de manteca láctea sin sal
  • ¼ taza de azúcar
  • 1 vaina de vainilla, sin semillas o 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 yema de huevo grande
  • 1½ taza de harina común
  • ½ cucharadita de sal
  • 3 tazas de coco rallado azucarado (180 gr)
  • 340 gr de chispas de chocolate
  • ½ taza de almendras saladas tostadas, picadas
  • 450 gr de dulce de leche
  • Una lata de 395 gr de leche condensada dulce

Precalienta el horno a 180ºC. Forra una bandeja de metal para horno de 20x30 cm con papel para hornear, deja 2 cm de papel hacia afuera. Rocía el papel con aceite en aerosol.

En una olla mediana, cocina la manteca a fuego alto, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté fragante y dorada, unos 4 minutos. Pasa la manteca a un bol grande y congela hasta que esté sólida, unos 15 minutos.

Con una batidora eléctrica, bate el azúcar, vainilla y la yema de huevo con la manteca a velocidad media hasta que estén mezclados. Agrega la harina y sal y bate hasta que se formen migas húmedas. Presiona las migas en la bandeja para horno ya preparada y hornea en el tercio más bajo del horno por unos 25 minutos, hasta que la base esté ligeramente dorada.

En un bol, mezcla el coco con las chispas de chocolate y las almendras.

En otro bol, bate el dulce de leche con la leche condensada; vierte dos tercios de la mezcla sobre la base. Presiona ligeramente la mezcla de coco sobre el dulce de leche. Vierte encima la mezcla de dulce de leche restante.

Hornea las barras 35 a 40 minutos, hasta que estén ligeramente doradas por arriba. Transfiere la bandeja a una rejilla y deja que las barras se enfríen a temperatura ambiente. Luego refrigéralas hasta que estén firmes, como 1 hora. Saca con cuidado de la bandeja y quita el papel. Corta en barras y sirve. A mí me gustan bien frías.

TORTA DE QUESO CASA BLANCA

10 porciones

Puede ser que ellos no sepan sobre Shavuot, pero el chef de pastelería de la Casa Blanca, Bill Yosses, prepara una maravillosa torta de queso. Supuestamente, esta receta fue pasando de chef en chef y la han servido desde que los Einsenhower vivían en la Casa Blanca.

Para la base:

  • 1 barra de manteca láctea derretida, y un poco más para engrasar el molde
  • 170 gramos de obleas de chocolate o galletas Graham
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de harina

Para el relleno:

  • 340 gramos de queso crema, a temperatura ambiente
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de miel
  • ½ taza de crema ácida, a temperatura ambiente
  • ½ taza de crema espesa, a temperatura ambiente
  • 2 huevos, a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • Crema ácida o crème fraiche para decorar (opcional)

Base: Calienta el horno a 150ºC. Engrasa con manteca un molde de 20 cm de fondo desmontable o un molde común, y forra el fondo con papel para hornear. Extiende las galletas en una bandeja de horno y tuéstalas hasta que estén muy secas, unos 10 minutos. Retira y deja el horno encendido. Procesa las galletas. Mezcla una taza relativamente llena de migas de galletas con azúcar y harina y luego incorpora la mantequilla derretida. Vierte en el molde ya preparado y presiona uniformemente.

Relleno: En una batidora con el accesorio de paleta, mezcla el queso crema hasta que esté suave y esponjoso, raspando los lados para eliminar los grumos. Agrega el azúcar y la miel y mezcla hasta que esté suave. Raspa los lados y agrega la crema ácida y la crema espesa, luego bate 2 minutos.

Con la maquina encendida, agrega la vainilla y luego los huevos de a uno. Mezcla hasta que esté completamente suave. Vierte sobre la base de galletas.

Coloca el molde dentro de una fuente para horno más grande. Llénala con agua caliente hasta la mitad del borde del molde para hornear a baño María. Hornea 80 a 90 minutos, o hasta que esté listo. Para saber si está listo, sacude con cuidado el molde. No debe estar líquido, pero tiene que moverse ligeramente, como una gelatina. Retira del horno a una rejilla y deja enfriar, luego refrigera en el molde por lo menos 3 horas o máximo toda la noche.

Si usas un molde de fondo desmontable, quita el anillo. Si usas un molde común, calienta el fondo del molde sobre una llama muy baja durante un minuto, moviéndolo constantemente para distribuir el calor. Da vuelta el pastel en un plato, luego voltea otra vez rápidamente a la fuente en que lo deseas servir.

Cubre el pastel con una capa delgada de crema ácida, si lo deseas.

MINI CREPES DE QUESO CON GLASEADO DE CANELA Y NUECES PECANAS

12 porciones

Delicioso como postre o como acompañamiento dulce. Parece demasiado, pero es Shavuot…

Crepes:

  • 6 huevos
  • 1 cucharadita de azúcar vainillada
  • Una pizca de bicarbonato de soda
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1½ tazas de harina
  • 1½ taza de leche
  • Una pizca de sal
  • Aceite canola

Relleno:

  • 450 gramos de queso fresco
  • ½ taza de queso crema batido (115 gr)
  • 1 cucharada de azúcar vainillada
  • 1 yema de huevo
  • 1 taza de azúcar

Cobertura de canela y nueces pecanas:

  • 5 cucharadas de manteca láctea
  • 1 taza de crema espesa
  • 3 cucharadas de azúcar rubia
  • ½ cucharadita de miel de maple
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ¼ taza de nueces pecanas tostadas

Para los crepes:

En un bol grande, mezcla todos los ingredientes hasta que esté suave.

En una sartén de 15 cm, caliente ½ cucharadita de aceite. Cuando el aceite esté caliente, agrega 2 cucharadas de la mezcla y espárcela por la sartén. Cocina hasta que esté ligeramente dorada, 1 o 2 minutos, voltea y cocina del otro lado. Retira de la sartén y continúa haciendo otros crepes, hasta acabar la mezcla. Cúbrelos para mantenerlos calientes.

Para el relleno:

En un bol mediano, mezcla todos los ingredientes. Pon 1 cucharada de relleno en cada crepe. Esparce un poco, dejando un borde de 1½ cm. Enrolla suavemente y deja aparte.

Para la cobertura:

En una olla pequeña, derrite la manteca a fuego medio. Incorpora la crema, azúcar rubia, miel de maple y canela. Cocina, revolviendo constantemente, hasta que el azúcar se disuelva y la mezcla espese un poco, unos 3-4 minutos.

Para servir:

Pon los crepes rellenos y calientes en una fuente decorativa de 20x30 cm. Calienta la salsa y viértela sobre los crepes. Cubre con nueces pecanas tostadas.