Shavuot siempre es divertida para quien le gusta cocinar. Es una interesante oportunidad para dejarse llevar y hacer esas ricas delicias lácteas que evitamos durante el resto del año. El único problema es que realmente necesitaríamos una fiesta de una semana para probarlas todas. Aquí hay algunas de mis favoritas.

Cheesecake simple

El nombre realmente no le hace justicia. A pesar de que me gusta un cheesecake rico y empalagoso tanto como a cualquiera, hay algo que decir de la versión simple de vainilla. ¡El sabor es simplemente perfecto!

Corteza:

  • 2 tazas de migajas de galletas.
  • ½ taza de mantequilla, derretida.

Relleno:

  • 900 gramos de queso crema.
  • 1 taza de azúcar.
  • 2 cucharadas de jugo de limón.
  • 2 cucharitas de vainilla.
  • 4 huevos.

Cobertura:

  • 1-2 tazas de crema ácida.
  • 3 cucharadas de azúcar.

Precalienta el horno a 180ºC. Mezcla las migajas de galletas y la mantequilla derretida, y presiónala en el fondo y en los bordes de una fuente de fondo desmontable de 23 centímetros. Hornea por 10 minutos. Enfría.

Para el relleno, mezcla el queso crema, el azúcar, el jugo de limón y la vainilla hasta que quede una mezcla suave. Agrega los huevos, uno a la vez, batiendo constantemente. Vierte el relleno sobre la corteza. Hornea por 1 hora.

Junta la crema acida y el azúcar. Esparce suavemente sobre el cheesecake y regresa al horno por 5 minutos más. Enfría. Guarda en el refrigerador. Retira los bordes de la fuente antes de servir.

Cheesecake de coco y chocolate

Estos son dos de mis sabores favoritos, ¿y que podría ser mejor que juntarlos en un mismo postre?

Corteza:

  • 1 ½ taza de migajas de galletas.
  • 1 taza de coco rallado.
  • ¼ taza de mantequilla, derretida.

Relleno:

  • 1 taza de chispas de chocolate semi dulces.
  • 2 paquetes de 230 gramos de queso crema.
  • 1 ¾ taza de azúcar.
  • 3 cucharadas de jarabe de maíz.
  • 1 cucharita de vainilla.
  • 1 huevo.
  • 2 yemas de huevo.

Cobertura:

  • 3 tazas de coco rallado.
  • 6 cucharadas de crema ácida.
  • 50 gramos de queso crema.
  • ¼ taza de azúcar glas (azúcar en polvo).
  • 1 taza de crema de coco.

Precalienta el horno a 180ºC. Forra el exterior de una fuente de fondo desmontable de 23 centímetros con papel aluminio grueso.

Para la corteza, mezcla las migajas, el coco y la mantequilla derretida. Presiónalos sobre el fondo y parcialmente arriba hacia los bordes de la fuente. Hornea por 10 minutos; enfría.

Para el relleno, derrite el chocolate, revolviendo hasta que esté suave. Enfría.

En un recipiente grande, bate juntos el queso crema y el azúcar hasta que estén esponjosos. Agrega batiendo el chocolate derretido, el jarabe de maíz y la vainilla hasta que estén combinados. Agrega el huevo y las yemas de huevo. Bate hasta que estén completamente incorporados.

Vierte la mezcla a cucharadas sobre la corteza. Hornea hasta que el centro esté listo, unos 40 minutos. Enfría brevemente.

Para la cobertura, bate juntos todos los ingredientes de la cobertura en un recipiente grande. Vierte a cucharadas sobre la mezcla y esparce suavemente hasta cubrir. Hornea por 20 minutos. Enfría completamente sobre una rejilla. Refrigera por al menos 4 horas.

Cheesecake de chocolate y mantequilla de maní

Esta es otra de mis combinaciones favoritas, ¡y tiene la ventaja de que no se necesita horno!

Corteza:

  • 1 ½ taza de migajas de galletas sándwich de chocolate.
  • 1/3 taza de mantequilla, derretida.

Relleno:

  • ¾ taza de mantequilla de maní suave.
  • 150 gramos de queso crema, suavizado.
  • 2 cucharadas de mantequilla, suavizada.
  • 1 ¼ taza de azúcar impalpable.
  • 1 ¼ taza de crema, batida.
  • 150 gramos de chocolate semi dulce, picado grueso.
  • 100 gramos de chocolate de leche, picado grueso.
  • 1/3 taza de azúcar.
  • ¼ taza de leche.
  • 1 cucharita de vainilla.

Cobertura:

  • 170 gramos de chocolate semi dulce, picado grueso.
  • 2/3 taza de crema.
  • 1 cucharita de vainilla.

Para la corteza, mezcla las migajas de galleta y la mantequilla derretida. Presiona sobre el fondo de una fuente de fondo desmontable de 23 centímetros. Refrigera mientras preparas el relleno.

Para la primera capa de relleno, bate juntas la mantequilla de maní, el queso crema y la mantequilla hasta que estén suaves. Agrega el azúcar impalpable y bate hasta que esté bien combinado. Agrega 1¼ taza de crema batida y esparce sobre la corteza. Regresa todo al refrigerador.

Pon el chocolate semi dulce y el chocolate de leche en un recipiente pequeño. Calienta el azúcar junto con la leche hasta que apenas hiervan. Vierte sobre el chocolate y bate hasta que esté suave. Agrega la vainilla. Enfría a temperatura ambiente y agrega la crema batida restante. Esparce sobre la capa de mantequilla de maní, cubre y refrigera por al menos 2 horas.

Para la cobertura, pon el chocolate semi dulce en un recipiente pequeño. Calienta la crema hasta que hierva y viértela sobre el chocolate. Bate hasta que esté suave. Incorpora la vainilla. Enfría a temperatura ambiente y esparce suavemente sobre el cheesecake. Refrigera hasta que esté listo. Puedes guardarlo por unos cuantos días en el refrigerador o por más tiempo, tapado, en el congelador.

Budín de arroz

Este no es el típico postre de Shavuot pero es uno de mis favoritos, y pese a que puede hacerse parve, ¡es mucho mejor cuando es lácteo!

  • 5 tazas de leche entera.
  • 2 palos de canela (puedes sustituir por 1½ cucharitas de canela).
  • 2 cucharitas de vainilla.
  • ½ taza de arroz basmati.
  • 2/3 tazas de azúcar.
  • 6 yemas de huevo.
  • Decoración: azúcar canela y crema batida.

En una olla de tamaño mediano, combina la leche, la canela y la vainilla. Lleva a hervor. Apaga el fuego y deja enfriar la mezcla por ½ hora. Regrésala a fuego medio. Agrega el arroz y hierve hasta que esté suave, unos 20 minutos. Bate juntas el azúcar y las yemas de huevo. Agrega 1/3 de la mezcla de arroz caliente y bate bien. Vierte dentro de la mezcla de arroz restante, batiendo constantemente hasta que esté mezclado. Deja que espese (no hiervas) y retira del fuego.

Cubre con papel plástico y enfría. Antes de servir, quita los palos de canela y rocía con azúcar, canela y una porción de crema batida.

Ensalada de granada y queso azul

A pesar de que me gustaría, no puedo preparar sólo postres. Aquí hay una ensalada láctea liviana apropiada para el día.

Aderezo:

  • 1 taza de vinagre de manzana.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada de cebolla granulada.
  • 3 cucharadas de mostaza dijón.
  • 2/3 de taza de aceite de canola.
  • Sal y pimienta a gusto.

Ensalada:

  • 2 cabezas de lechuga romana picada.
  • 2 tazas de nueces tostadas.
  • 2 manzanas verdes, rebanadas delgadas.
  • 2 tazas de semillas de granada.
  • 1 taza de queso azul, desmigajado.

Para preparar el aderezo, bate juntos el vinagre, azúcar, cebolla y mostaza. Incorpora gradualmente el aceite batiendo. Agrega sal y pimienta. Deja aparte.

Para la ensalada, coloca la lechuga, las nueces y las manzanas en un recipiente y agrega el aderezo. Agrega las semillas de granada, el queso y mezcla suavemente. Sirve inmediatamente.

Chile de frijoles negros

  • 2 cucharitas de aceite de oliva.
  • 1 cebolla morada, picada.
  • 2 chiles poblanos, sin semillas y picados.
  • 2 cucharitas de ajo fresco picado.
  • 1 lata (de 400 gramos) de frijoles negros, colados.
  • 1 lata (de 400 gramos) de maíz, colado.
  • 2/3 de taza de salsa.
  • 1 cucharita de comino.
  • 1 cucharita de chile en polvo.
  • 1 taza de queso amarillo.
  • ½ taza de cilantro picado.
  • 1 Aguacate (avocado, palta) rebanado.

En una olla mediana, calienta el aceite a fuego medio. Agrega la cebolla, los chiles, el ajo y saltea hasta que estén blandos. Agrega los frijoles, el maíz, la salsa, el comino y el chile en polvo. Cocina por 15 minutos, revolviendo frecuentemente, hasta que los sabores se mezclen. Decora con queso rallado, cilantro picado y aguacate si lo deseas.

Puede servirse en un taco o tortilla para obtener un plato más sustancioso.