Sin importar dónde estés o cómo sea tu clima, estos postres cautivarán a tus invitados y harán que tu mesa de Sucot sea extra especial. Me gusta servir postres tibios, especialmente en Sucot cuando las noches tienden a refrescar y podemos utilizar nuestros hornos. Estos pueden prepararse con anticipación y recalentarse para que la planificación sea más fácil. La pizza de fruta con masa de galleta y el pastel de triple chocolate con malvavisco serían mis elecciones para las comidas de día y las opciones tibias son mejores de noche. Pero díganme que les funciona mejor a ustedes.

Pastel red velvet con chocolate derretido

Para 4 porciones, puede duplicarse

  • 100 gramos de chocolate semi-dulce o amargo
  • 4 cucharadas de margarina
  • 1 huevo grande
  • 1/3 taza de azúcar
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • 15 gramos de colorante para alimentos rojo
  • Una pizca de sal
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de margarina suave, para los moldes
  • Cacao en polvo para los moldes
  • Azúcar impalpable para empolvar los pasteles

Precalienta el horno a 180ºC.

En una olla a baño maría, en un horno microondas o en una olla pequeña a fuego muy bajo, derrite el chocolate y la margarina, revolviendo hasta que todo esté suave.

En otro recipiente, bate el huevo, el azúcar, el vinagre, el colorante para alimentos y la pizca de sal. Cuando el chocolate esté derretido, incorpóralo batiendo suavemente hasta que todo esté combinado. Después agrega la harina y mezcla hasta que apenas esté unido, no mezcles en exceso.

Engrasa cuatro pocillos para horno pequeños (de 250 gramos) o moldes para cupcakes. Rocía los pocillos para horno o los moldes con cacao en polvo hasta que estén ligeramente cubiertos. Golpea para sacar el cacao extra para que solamente haya una ligera capa cubriendo la superficie. Divide la masa entre los pocillos o moldes para cupcakes.

Hornea los pasteles por 14 minutos o hasta que comiencen a resquebrajarse en la superficie. No los hornees de más. Retira los pasteles del horno y déjalos enfriar unos cuantos minutos.

Pasa un cuchillo alrededor de los bordes e invierte los moldes cuidadosamente sobre los platos para servir. Rocíalos con azúcar impalpable y sirve inmediatamente.

Pizza de frutas con masa de galleta

Para 8-10 porciones

¿Cuán bello y delicioso se ve esto? Esta receta sabe tan bien como se ve y es fácil de preparar con los niños. Si lo prefieres, compra la masa de galleta de azúcar en la sección de congelados del supermercado y hornéala de acuerdo a las instrucciones del paquete. Deja que los niños sean creativos y desordenados. Aún así todo sabrá delicioso. Asegúrate de secar bien la fruta antes de ponerla encima de la cobertura. Se mantendrá por más tiempo si no tiene humedad en ella.

Corteza

  • 1¼ taza de harina
  • ½ cucharadita de polvos de hornear
  • ¼ cucharadita de sal
  • 8 cucharadas (1 barra) de margarina sin sal o mantequilla, suavizada
  • ½ taza de azúcar granulada
  • ¼ taza de azúcar rubia
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Cobertura

  • 1 paquete (250 gramos) de queso crema Tofutti (de soya) o queso crema lácteo, suavizado
  • ½ taza de azúcar impalpable
  • 1½ cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de ralladura de cáscara de limón
  • 1 pizca de sal

Cobertura de fruta fresca

  • 1 taza de arándanos azules
  • 1 taza de kiwi rebanado
  • 1 taza de nectarinas rebanadas
  • 1 taza de fresas rebanadas
  • O cualquier fruta a tu elección en variados colores y texturas

Para la corteza: precalienta el horno a 180ºC. Rocía un molde para tartas con aceite en aerosol.

En un recipiente mediano bate la harina, los polvos de hornear y la sal. Utilizando una batidora, bate la margarina y ambas azúcares hasta que estén suaves. Agrega el huevo y la vainilla y mezcla hasta que todo esté incorporado. Agrega lentamente la mezcla de harina a la margarina y mezcla hasta que esté combinado. Retira la masa del recipiente y estírala en el molde preparado (puede que necesites empolvar tus manos con un poco de harina para prevenir que la masa se te pegue. Es una masa bastante húmeda). Hornea hasta que los bordes apenas comiencen a dorarse, 10 a 12 minutos. Retira del horno y deja enfriar.

Para la cobertura: en una batidora, bate el queso crema, el azúcar, la vainilla, la ralladura de limón y la pizca de sal hasta que todo esté suave. Esparce de forma pareja sobre la corteza fría.

Para armar: pon la fruta fresca de forma creativa sobre la pizza.

Tarta tibia de manzana y arándanos

Para 8 tartas

Esta es una receta para tartas de masa casera. Siéntete libre de rellenar y amasar cuadrados de masa de hojaldre comprada si lo prefieres.

  • 1¼ tazas (2½ barras) de margarina sin sal, a temperatura ambiente, divida
  • 180 gramos de queso crema parve (Tofutti), a temperatura ambiente
  • 2 2/3 tazas (360 gramos) de harina, más un poco extra para amasar
  • ½ cucharadita de sal gruesa
  • ¼ taza de azúcar rubia
  • 4 manzanas medianas peladas, sin semillas y cortadas en rebanadas de 5 milímetros.
  • ¾ taza de arándanos frescos o congelados
  • ½ cucharadita de jugo de limón exprimido fresco
  • 1 huevo grande, ligeramente batido
  • 3 cucharadas de azúcar para espolvorear

En una batidora, bate 1 taza (2 barras) de margarina con el queso crema hasta que todo esté suave, como 1 minuto. Agrega la harina y ½ cucharadita de sal y mezcla a velocidad baja sólo hasta que la masa se transforme en una bola. Divide la masa por la mitad y dale forma de cuadrado a cada parte. Envuelve en papel plástico y enfría por al menos 3 horas, o toda la noche.

Mientras tanto, pon el ¼ de taza (1/2 barra) de margarina restante, el azúcar rubia y una pizca de sal en un sartén grande a fuego medio. Cuando la margarina esté derretida, agrega las manzanas y cocina, revolviendo frecuentemente, hasta que esté suave, 8 a 10 minutos. Agrega los arándanos y el jugo de limón y enfría por completo.

Cuando estés lista para amasar la masa pon rejillas en el primer y último tercio del horno y precalienta a 180ºC. Forra dos bandejas para horno con papel encerado o un forro antiadherente.

Transfiere una mitad de la masa a una superficie de trabajo ligeramente enharinada y amásala para formar un cuadrado de 30 centímetros y 3 milímetros de espesor. Corta la masa en cuatro cuadrados de 15 centímetros y déjalos aparte. Repite con la otra mitad de la masa.

Divide el relleno de manzana entre los cuadrados de masa dejando un borde de al menos 1 centímetro. Pincela los bordes con el huevo batido y dobla cada cuadrado por la mitad para formar un triangulo. Utiliza un tenedor para ondular los bordes y asegurarte de que estén bien sellados.

Transfiere las tartas a las 2 fuentes para horno, dejándolas bien espaciadas. Pincela la parte de arriba de las tartas con huevo y espolvorea generosamente con azúcar. Corta tres pequeños tajos en la parte de arriba de cada tarta.

Hornea por 15 minutos y luego rota las bandejas (pon la de arriba abajo y viceversa). Continúa horneando hasta que estén doradas y puedas ver el relleno burbujeando a través de los tajos, unos 15 minutos más.

Deja enfriar las tartas por unos cuantos minutos en las mismas bandejas. Sirve a temperatura ambiente.

Nota: estas tartas puede armarse fácilmente y luego congelarse. Ponlas en una bandeja y cuando estén congeladas transfiérelas a una bolsa ziploc y ciérrala. Se mantendrán hasta por 2 meses de esta forma. Cuando estés lista para hornear, ponlas en una bandeja y hornea como se indica, solamente les tomará unos 10 minutos extra o algo así en el horno.

Pastel de chocolate caliente

Para 10 porciones

  • 1¼ taza de azúcar, dividida
  • 1 taza de harina
  • ½ taza de cacao, dividida
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • ¼ cucharadita de sal
  • ½ taza de crema no láctea o leche de soya
  • 1/3 taza de margarina, derretida
  • 1½ cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ taza de azúcar rubia
  • 1¼ taza de agua caliente
  • Crema batida parve

Calienta el horno a 180º C. Combina ¾ de taza de azúcar granulada, la harina, ¼ taza de cacao, los polvos de hornear y la sal. Incorpora la crema no láctea, margarina y vainilla; y mezcla hasta que la masa esté suave.

Vierte la masa en un molde para horno no engrasado de 30 centímetros.

En un recipiente pequeño mezcla la ½ taza de azúcar granulada restante, el azúcar rubia y el ¼ de taza de cacao restante; rocía la mezcla homogéneamente sobre la masa. Vierte agua caliente encima; NO revuelvas.

Hornea 35 a 40 minutos o hasta que el centro esté casi listo. Retira del horno; déjalo estar 15 minutos. Sirve tibio, con crema batida encima.

Brown Betty de manzana

Para 10 porciones

  • 6 tazas de jalá en cubos
  • 1½ taza de azúcar
  • ½ cucharadita de nuez moscada fresca rallada
  • ½ cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de ralladura fina de cáscara de limón
  • 1 cucharadita de ralladura fina de cáscara de naranja
  • Una pizca de sal
  • 2 kilos de manzanas verdes, peladas, sin semillas y rebanadas delgadas
  • ½ taza de sidra de manzana
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 2 cucharadas de jugo de naranja fresco
  • 3 cucharadas de margarina sin sal fría
  • Helado de vainilla parve o crema batida parve, para servir

Precalienta el horno a 180ºC. Reparte la jalá en una bandeja para horno y tuéstala hasta que esté seca, unos 8 minutos. Deja enfriar, luego muele la jalá en un procesador de alimentos hasta formar migajas grandes. Coloca un tercio de las migajas (haz una capa homogénea) en una fuente para horno enmantequillada.

En un recipiente pequeño, combina el azúcar con la nuez moscada, la canela, la ralladura de limón, la ralladura de naranja y la sal. Deja aparte.

Reparte la mitad de las manzanas sobre las migajas en la fuente para horno y cubre con la mitad de la mezcla de azúcar. En otro recipiente, mezcla la sidra con los jugos de limón y naranja; rocía sobre las manzanas. Cubre con otro tercio de las migajas, luego las manzanas y después la mezcla de azúcar restante. Cubre con las migajas restantes. Con un cuchillo afilado, esparce la margarina lo más finamente posible; repártela por toda la parte de arriba.

Hornea el Betty de manzana en el centro del horno por alrededor de 1 hora, hasta que las manzanas estén blandas y los jugos estén burbujeando; cubre la fuente durante los últimos 15 minutos para prevenir que las migajas se quemen. Deja enfriar por 30 minutos, luego sirve con helado de vainilla o crema batida parve.

Pastel de chocolate de tres capas con cobertura de malvavisco

Para 12-14 porciones

Este es un excelente pastel de chocolate con una cobertura muy especial. Me encanta y la utilizo también sobre pastel de zanahoria y cupcakes de todos los sabores. Es similar a una cobertura de merengue pero tiene una cremosidad extra gracias a los malvaviscos. Puedes utilizar esta receta de pastel de chocolate o cualquier otra. ¡Sólo asegúrate de preparar la cobertura!

  • 2¼ tazas de azúcar, dividida
  • 100 gramos (4 cuadrados) de chocolate amargo
  • 1½ cucharadita de extracto de vainilla
  • Aceite en aerosol, para engrasar los moldes
  • 3 tazas de harina, cernidas
  • 4½ cucharaditas de polvos de hornear
  • ¾ cucharadita de sal
  • 1 taza (2 barras) de margarina, a temperatura ambiente
  • 4 huevos grandes, a temperatura ambiente
  • ¾ taza de leche de soya (parve)
  • Cobertura de malvaviscos (receta a continuación)

En una olla pequeña, combina 1 taza de agua, ½ taza del azúcar, el chocolate y la vainilla. Calienta a fuego medio, revolviendo constantemente, hasta que se derrita. Deja aparte para enfriar.

Precalienta el horno a 180ºC.

Prepara 3 fuentes de pastel redondas: rocía el fondo y lados de cada una con aceite en aerosol; forra las fuentes con papel encerado; luego rocíalas otra vez con aceite en aerosol.

Cierne juntos la harina, los polvos de hornear y la sal. Utilizando una batidora, combina la margarina y la 1¾ taza restante de azúcar hasta que todo esté suave. Agrega los huevos, uno a la vez, batiendo después de cada adición. Agrega la mezcla fría de chocolate y bate hasta que esté suave. Agrega la mezcla de harina cernida alternando con la leche de soya, comenzando y terminando con mezcla de harina. No mezcles en exceso.

Vierte la mezcla homogéneamente en las fuentes para pastel, y hornea por 35 minutos o hasta que estén listos. Enfría los pasteles en las fuentes por 10 minutos, luego enfría completamente en rejillas de metal.

Esparce la cobertura entre las capas y sobre la parte de arriba y lados del pastel. Yo hago este pastel en tres capas pero puedes hacerlo también en dos.

Consejo: enfría el pastel por completo o congélalo un poco para que la cobertura sea más fácil de aplicar.

Cobertura de malvaviscos:

  • 3 claras de huevo grandes, a temperatura ambiente
  • Una pizca de sal
  • 3 tazas de azúcar
  • 3 cucharadas de jarabe de maíz blanco
  • ¾ cucharadita de vinagre blanco
  • 1/3 taza de malvaviscos pequeños (unos 30), debes usar los pequeños, los grandes no se derriten lo suficiente
  • 1½ cucharadita de extracto de vainilla

Vierte las claras de huevo y la sal en una batidora de pie. Bate las claras de huevo hasta que estén suaves pero no duras; no debieran formarse picos duros.

En una olla grande, mezcla el azúcar, ¾ de taza de agua, el jarabe de maíz y el vinagre. Revuelve hasta que el azúcar se disuelva, luego calienta la mezcla hasta que alcance 130ºC en un termómetro para pasteles, unos 12 minutos. Cuando esté listo, el jarabe hará un hilo muy largo cuando se vierta desde la punta de una cuchara. Retira el jarabe del fuego y agrega los malvaviscos pequeños. La mezcla estará espumosa. Con la batidora a velocidad alta incorpora el jarabe a las claras de huevo. Bate bien y luego agrega la vainilla y sigue batiendo.