Yortzait de Kalonymus Z. Wissotzky, un famoso filántropo ruso judío que murió en 1904. Wissotzky fue propietario de una concesión de té para toda la administración militar del Zar. Como los soldados del Zar eran millones, y tomar té era una costumbre rusa diaria, esta concesión hizo a Wissotzky muy rico. Un día, la Organización Sionista Mundial se acercó a Wissotzky para que comenzara un negocio de té en Israel. Él se rió ante esta idea absurda - el mercado era pequeño, la burocracia turca muy estricta, y las hojas de té de la India eran muy costosas para importar. Los líderes judíos persistieron, y Wissotzky comenzó una pequeña compañía de té en Israel. Después de su muerte, la compañía de té pasó a sus herederos. Luego, en 1917, los comunistas pasaron rápidamente al poder en Rusia, apoderándose de todas las propiedades de Wissotzky. El único negocio que quedaba en su poder era la pequeña compañía de té en Israel. La familia huyó de Rusia, fortaleció el negocio en Israel, y hoy en día Wissotzky es una marca líder de té en Israel, con exportaciones a países de todo el mundo – incluyendo Rusia.