En 1945, los estatutos de Ieshiva College (luego Ieshivá University) fueron modificados por el Consejo Estatal de Regentes de Nueva York, convirtiéndola en la primera universidad norteamericana con apoyo judío. Durante la primera mitad del siglo 20, muchas universidades norteamericanas mantuvieron un sistema de cupo regional, en donde los lugares para los estudiantes judíos a menudo eran limitados (Sin embargo, esto era mejor que la situación en la edad media, cuando las universidades estaban completamente cerradas a los estudiantes judíos). Ieshiva University ayudó a aliviar esa tensión, y hoy en día es considerada una de las instituciones académicas líderes en Norteamérica, ofreciendo títulos avanzados en rabinato, comercio, medicina, ley y educación judía.