Yortzait del rabino Moisés ben Najman (1194-1270), conocido como Najmánides, y por el acrónimo de su nombre: Rambán. Nacido en España, tuvo el oficio de médico, pero fue mejor conocido por sus autoritativos y brillantes comentarios de la Biblia, el Talmud, y de filosofía. En 1263, el rey Jaime de España autorizó una argumentación (un debate religioso) entre Najmánides y un judío converso al cristianismo, Pablo Cristiani. Najmánides aceptó de mala gana tomar parte, sólo después de que el rey le aseguró que tendría completa libertad de expresión. Najmánides ganó el debate, lo que le valió el respeto del rey y un premio de 300 monedas de oro. Pero esto encolerizó a la iglesia: Najmánides fue acusado de blasfemia y fue forzado a huir de España. A la edad de 72 años Najmánides se mudó a Jerusalem. Se sorprendió por la desolación en la Ciudad Santa – había tan pocos judíos que ni siquiera podía encontrar un minian para rezar. Najmánides comenzó inmediatamente a reconstruir la comunidad judía. La Sinagoga del Rambán está erigida hoy en día en la Ciudad Vieja de Jerusalem, un testimonio viviente de sus esfuerzos.