En 1936 la Orquesta Filarmónica Israelí, contando con 75 músicos judíos de importantes orquestas europeas que habían hecho aliá, realizó su concierto inaugural. El concierto de apertura (de la “Orquesta Palestina”, como era conocida en ese entonces) fue conducido por el gran Arturo Toscanini, quien había escapado del creciente fascismo en su nativa Italia. Toscanini dijo: “Estoy haciendo esto por la humanidad”. La OFI se ha ganado una reputación como una de las orquestas más preeminentes en el mundo: con el pasar de las décadas ha contado con la participación de Isaac Stern, Leonard Bernstein, Yehuda Menuhin e Itzjak Perlman. Un momento intenso fue en 1991 cuando Zubin Mehta condujo la orquesta durante un ataque de misiles Scud.