En 1946, el gobierno británico ordenó que todos los inmigrantes ilegales con destino a Palestina fueran deportados a campos en la isla de Chipre. De acuerdo a los términos del documento inglés de 1939, la inmigración a Palestina estaba limitada a 75.000 judíos en un período de 10 años. Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos sobrevivientes del Holocausto no tenían otro lugar al que ir, por los que se atiborraban en viejos barcos con destino a Tierra Santa. Algunos barcos tuvieron éxito en escabullirse a través del bloqueo naval inglés y descargaron su carga humana en playas desoladas. Muchos barcos se hundieron en circunstancias trágicas. Otros barcos fueron apresados y los pasajeros fueron enviados a campos de detención británicos – rodeados con alambres de púas, torres militares y guardias. El Éxodo es el barco de inmigrantes más famoso de esta era. Hoy en día uno de los barcos, el Af-Al-Pi (“a pesar de todo”), está en exhibición en un museo en Haifa.