En 1716, la embarcación Restoration arribó a Massachusetts proveniente de Londres, con muchos comerciantes judíos a bordo, creando así el núcleo de una comunidad judía en New England. Un siglo antes, los Puritanos de la Bahía de Massachusetts estaban determinados a excluir de su comunidad a los elementos extranjeros, y colgaron a cuatro cuáqueros para probarlo. El gobernador de Nueva Ámsterdam, Peter Stuyvesant, limpió a su colonia de cuáqueros y de luteranos, y trató de hacer lo mismo con los judíos. Los episodios de este tipo estuvieron, en su gran parte, limitados al siglo 17, y para el tiempo de la Guerra de la Revolución muchos judíos ya se habían asentado en Massachusetts. Sin embargo, no fue hasta 1840 que la primera sinagoga fue establecida en Boston.