Cinco catástrofes importantes ocurrieron en la historia judía el 17 de Tamuz: (1) Moisés rompió las tablas en el Monte Sinaí, en respuesta a la construcción del Becerro de Oro. (2) Las ofrendas diarias del Primer Templo fueron suspendidas durante el sitio a Jerusalem en el siglo 5 AEC. (3) Las paredes de Jerusalem fueron traspasadas, previo a la destrucción del Segundo Templo en 70 EC. (4) Previo a la Gran Revuelta, el general romano Apostamos quemó un rollo de Torá – sentando un precedente para la horrenda quema de libros judíos durante siglos. (5) Una imagen idólatra fue ubicada en el Santo Templo – un cínico acto de blasfemia y profanación.

El 17 de tamuz también es el yortzait del rabino Shmuel Yaakov Weinberg (1923-1999), decano de la Ieshivá Ner Israel en Baltimore. El rabino Weinberg descendió de la dinastía jasídica Slonimer. De joven, estudió en Tiberias, Israel, en donde vivían los parientes de su madre, y luego en Nueva York bajo la tutela del rabino Itzjak Hutner. El rabino Weinberg se casó con la hija de rabí Yaakov Ruderman, a quien posteriormente sucedió como decano de Ner Israel. Fue conocido por su inquebrantable compromiso con la verdad, su lógica magistral, y su minuciosa claridad para revelar el matiz de cada palabra en la Biblia y en el código de leyes de Maimónides. Vivió con la realidad del mundo moderno a través de los lentes de la Torá, y tuvo confianza suprema en la habilidad de la Torá para mantenerse firme en contra de cualquier teoría filosófica o científica. Produjo generaciones de líderes judíos, y fue el mentor de su hermano menor, Rav Noaj Weinberg, el decano y fundador de Aish HaTorá.