En 1728, la Congregación Shearit Israel compró un terreno en la parte baja de Manhattan para albergar la primera estructura diseñada y construida como una sinagoga en la parte continental de Norteamérica. En ese entonces, Nueva York tenía la única comunidad judía del país. Recién unas dos décadas más tarde comenzaron asentamientos judíos en Philadelphia, Lancaster y Charleston. Shearit Israel fue la única congregación judía en la ciudad de Nueva York desde 1654 hasta 1825, habiendo sido fundada por judíos brasileros de origen español y portugués. El gobernador Peter Stuyvesant, conocido por su postura antisemita, inicialmente le había negado a los judíos el derecho a rezar en reuniones públicas. Los judíos pelearon por sus derechos y obtuvieron el permiso. Hoy en día, Shearit Israel ocupa una gran estructura en la calle 70 y Central Park West.