En 1944, las escuelas de educación judía de Estados Unidos recibieron un gran empuje cuando el rabino Shraga Feivel Mendlowitz fundó Torah Umesorah, la Sociedad Nacional para las Escuelas de Educación Judía. Aunque estas escuelas ya existían en ese entonces (las primeras escuelas de tiempo completo fueron Etz Jaim, fundada en 1888, y Rabí Jacob Joseph School, en 1900), la idea era rechazada en general por los judíos norteamericanos que la veían como parroquial y como un paso atrás hacia el shtetl europeo. Sin embargo, el rabino Mendlowitz sintió que las “escuelas de educación judía de las tardes” estaban fallando en trasmitir judaísmo de una manera convincente a los estudiantes, que llegaban cansados y estaban sujetos a influencias que favorecían la asimilación a la cultura americana. El rabino Mendlowitz se dispuso a crear escuelas que enfatizaran los estudios judaicos, sin comprometer el programa de estudios seculares. En las décadas recientes, la inscripción en las escuelas de educación judía de tiempo completo ha prosperado: del estimado de 850.000 judíos norteamericanos en edad escolar, alrededor de 200.000 están inscritos en aproximadamente 900 escuelas judías –más del triple desde la década del 60. Muchos estudios recientes han demostrado que darle a un niño una educación en una escuela judía de tiempo completo es el cerco de protección más grande en contra de la asimilación.