Yortzait de Rabí Najman de Breslov (1772-1810), fundador del movimiento jasídico de Breslov. Rabí Najman vivió en Polonia y en Ucrania, en donde inspiró a miles de judíos a amar a Dios. A pesar de haber sufrido la muerte de su hijo y de su esposa, Rabí Najman dijo: “Puedes caer a las más hondas profundidades, Dios no quiera, pero sin importar qué tan bajo hayas caído, sigue estando prohibido perder la esperanza”. Algunas de sus enseñanzas más famosas son: “Estar siempre feliz es una gran mitzvá”, y “El mundo es un puente angosto, lo importante es no tener miedo” (ahora es una canción hebrea popular: Kol Haolam Kuló). Cada año en Rosh HaShaná, decenas de miles de judíos viajan a Umán (Ucrania) para rezar en la tumba de Rabí Najman.