En 1785 fue enviada la primera carta en idish, de la que se tiene conocimiento, de Estados Unidos a Londres. Idish es una mezcla coloquial de alemán y hebreo, y llegó a ser el lenguaje hablado por gran parte de la judería europea. Obedeciendo al flujo de inmigrantes judíos en Estados Unidos, el idish fue un lenguaje oído cada vez más en las calles de Nueva York, y en 1925 había sólo en esa ciudad siete periódicos impresos en idish. De acuerdo al censo de los Estados Unidos de 1940, 1,75 millón de judíos hablaba idish en la casa. Hoy en día, palabras en idish como jutzpá, klutz, schmaltz y shlep se han metido en el uso del idioma inglés convencional.