El 19 de Tishrei es el yortzait del rabino Eliahu Kramer (1720-1797), conocido como el Gaón de Vilna (“el Genio de Vilna”). Es considerado el rabino más grande de los últimos 500 años. El Gaón de Vilna poseía una memoria fotográfica: a la edad de tres años ya sabía toda la Biblia de memoria, y a los siete sabía de la misma manera varios tratados del Talmud. La leyenda cuenta que a la edad de 12 pudo crear, por medio de la cábala, un Golem (vida a partir de una masa sin forma). Fue conocido por dormir dos horas por día, en seis intervalos de veinte minutos. Escribió comentarios sobre todos los trabajos clásicos judíos –la Biblia, el Talmud, el Código de Ley Judía, y varios trabajos cabalísticos. También fue un reconocido experto en matemática y astronomía. Hay una estatua de él y una calle con su nombre en Vilnius, Lituania. El Gaón de Vilna partió hacia Israel en 1783, pero por razones desconocidas no logró su objetivo. Inspiró a sus discípulos a trasladarse, y en 1809 un grupo de 70 de ellos se convirtieron en los pioneros del asentamiento moderno en Israel.