En 1757 fueron quemados volúmenes del Talmud en Kamenetz-Podolsk, Rusia. Los instigadores eran seguidores de Yaakov Frank, un comerciante judío que afirmaba ser el Mesías y el sucesor del falso Mesías, Shabtai Tzvi. Los seguidores de Frank se alejaron del judaísmo y crearon una nueva religión conocida como los Frankistas, una religión casi-judía casi-cristiana. El obispo local mantuvo un debate entre los rabinos y los Frankistas; cuando el obispo decidió que los rabinos habían perdido el debate, les ordenó pagar una multa y quemar todas las copias del Talmud en el distrito.

En 2008, el rabino Gabriel Holtzberg y su señora, la rabanit Rivka, estuvieron entre las 200 personas asesinadas cuando terroristas atacaron Mumbai, India. Los Holtzberg dirigían desinteresadamente la casa Jabad, un oasis de esperanza y amabilidad en una ciudad llena de pobreza y desesperanza.