Yortzait del rabino Yoel Sirkes (1561-1641), conocido como el “Baj”, un acrónimo de su famoso trabajo de ley judía, Bait Jadash. El rabino Sirkes prestó servicio en varias posiciones rabínicas por toda Polonia, y al final como Gran Rabino de Cracovia. Era el maestro y suegro del rabino David HaLevi, quien escribió el famoso trabajo de ley judía Taz (Turei Zahav).

El 20 de adar también es el yortzait del rabino Shlomo Zalman Auerbach (1910-1995), líder de la judería de Jerusalem durante buena parte del siglo 20. El rabino Auerbach poseía un dominio fenomenal de la literatura talmúdica, y respondió decenas de miles de preguntas postuladas desde todos los rincones del mundo. Sus decisiones –en especial sobre ciencia, tecnología y asuntos médicos— han sido publicadas en numerosos volúmenes. El rabino Auerbach era muy apreciado por su piedad y preocupación por todos los judíos; era sabido que retrasaba los servicios de plegaria hasta que llegaba el barrendero de la calle. Increíblemente, el rabino Auerbach atestiguó que durante todo su matrimonio, él y su esposa nunca se ofendieron o hirieron uno al otro. El rabino Auerbach era tan amado que se estima que 300.000 personas asistieron a su funeral –el funeral más grande en Israel desde los tiempos de la Mishná.