En 1942, el gueto de Mir, Polonia, fue liquidado por los nazis. Mir era un centro de erudición judía en la Europa pre-guerra, el sitio de la afamada Ieshivá de Mir que fue fundada en 1815. Los judíos comenzaron a asentarse en Mir en el siglo 17, y a fines del siglo 19 los judíos componían el 62% de la población de la ciudad. Los alemanes capturaron Mir en junio de 1941, y ejecutaron un gran número de judíos. Para mayo de 1942 los judíos restantes fueron confinados a una fortaleza antigua de la ciudad y asesinados. Con respecto a los estudiantes y al personal de la Ieshivá de Mir, habían huido a Lituania con la caída de Polonia en 1939. Allí, pudieron obtener visas del cónsul japonés en Lituania, e hicieron un escape milagroso en tren por Siberia, llegando a Shangai, en donde pasaron el resto de los años de guerra. Después de la guerra, la Ieshivá de Mir se reestableció en Jerusalem con más de 5.000 estudiantes.