Yortzait del rabino Jaim Soloveichik (1853-1918), un genio talmúdico que desarrolló el enfoque “Brisker” para el estudio de Torá. Este es un método de estudio altamente analítico, con énfasis en los escritos legales de Maimónides. A la joven edad de 27 años, el rabino Soloveichik fue elegido profesor titular en la Ieshivá de Volozhin en Lituania, el centro de la erudición judía de aquella época. Escribió un comentario a Maimónides, titulado Jidushei Rav Jaim HaLevi.