En 1485 fue publicada la primera edición de Ikarim, del rabino Yosef Albo, una exposición sobre los fundamentos de la fe judía. Israel Natan Soncino había fundado la primera imprenta hebrea en Soncino, Italia, 24 años después de que Gutenberg desarrollara los “tipos móviles”. La primera publicación de Soncino fue un volumen del Talmud, y durante 70 años fueron impresos más de 130 libros hebreos por la familia Soncino. En 1988 fue emitida una estampilla postal para conmemorar el aniversario 500 de la impresión de la Biblia Soncino.