Esta fecha marca el comienzo del período de siete días de inauguración del Tabernáculo, el santuario portátil que acompañó al pueblo judío en el desierto después del Éxodo de Egipto. Moisés prestó servicio como el Sumo Sacerdote durante siete días, y en el octavo su hermano Aarón asumió en su lugar, como está registrado en Levítico en los capítulos 8-9. El tabernáculo era el centro de la vida judía espiritual, y fue el precursor del Templo Sagrado en Jerusalem.