En este día en 355 AEC, fue derrocado el edicto de Hamán para destruir al pueblo judío. La fecha es mencionada tres veces en el Libro de Ester, leído cada año en Purim. En esta fecha en 1962, la Corte Suprema de Estados Unidos derogó la plegaria del Estado de Nueva York en las escuelas públicas, basándose en que violaba la separación entre la iglesia y el estado. La junta de educación del Estado de Nueva York había aprobado la siguiente “plegaria no sectaria” para su recitación cada mañana en las escuelas públicas: “Dios Todopoderoso, reconocemos nuestra dependencia de ti, y te rogamos que nos des tus bendiciones a nosotros, a nuestros padres y a nuestro país”. La junta de educación creía que la plegaria ayudaría a los estudiantes a desarrollar buen carácter y buena ciudadanía. Aunque el recitado de la plegaria era opcional para cada estudiante, un grupo de padres se quejó, y el caso llegó hasta la Corte Suprema. Organizaciones como el Congreso Judío Norteamericano apoyó la abolición –debido a siglos de persecución religiosa, los judíos tienden a oponerse a la participación del gobierno con la religión. Una de las reacciones más siniestras vino de la publicación jesuita América, que les advirtió a los judíos que su participación en estos casos incitaría al antisemitismo en la sociedad norteamericana. La opinión mayoritaria de la Corte Suprema sostuvo que “la invocación en el aula de las bendiciones de Dios… es una actividad religiosa”. La opinión discrepante señaló que la sesión de cada día de la Corte Suprema comienza con la invocación: “Dios salve a los Estados Unidos y a esta Corte Honorable”, que el Juramento de Lealtad contiene las palabras “una Nación ante Dios”, y que en todo billete de dólar aparecen las palabras: “En Dios confiamos”.