En 1945, Alemania se rindió incondicionalmente ante los Aliados, una semana después Adolf Hitler se suicidó en un bunker. La Segunda Guerra Mundial afectó a gran parte del globo y es considerada la guerra más costosa en la historia de la humanidad. En total, unos 50 millones de personas perdieron sus vidas – 20 millones de soldados y 30 millones de civiles.