Yortzait de Yehoshua bin Nun, en 1243 AEC. Yehoshua nació en Egipto, y lideró a Israel en las primeras batallas decisivas en contra de Amalek (Éxodo, capítulo 17). Yehoshua fue el discípulo principal de Moisés, y lo acompañó en parte del camino cuando ascendió el Monte Sinaí. Yehoshua fue también uno de los 12 espías enviados por Moisés para explorar la tierra de Canaán. Antes de que Moisés muriera, Dios designó a Yehoshua para ser su sucesor. Cuando Yehoshua llevó al pueblo judío a Israel, el río Jordán se abrió milagrosamente. La primera conquista de Yehoshua fue Jericó; después de rodear la ciudad por siete días y hacer sonar shofares, las paredes de la ciudad colapsaron. Estos y otros eventos están registrados en el libro de Yehoshua.