En 1979 el primer ministro israelí Menajem Begin y el presidente egipcio Anwar Sadat firmaron el acuerdo de paz de Camp David en la Casa Blanca. Sadat había orquestado el ataque egipcio a Israel en la Guerra de Iom Kipur en 1973, pero después de sufrir la derrota se resignó a la existencia de Israel. Como parte del acuerdo de Camp David, Israel se retiró completamente de la Península del Sinaí. Por forjar este primer acuerdo de paz entre Israel y un país árabe, Sadat y Begin fueron galardonados con el Premio Nobel de la Paz. Buena parte del mundo árabe estaba iracundo por las ofertas de Sadat a Israel, y fue asesinado por un extremista musulmán en 1981.