En 1849 fue dedicada la primera sinagoga en la Ciudad del Cabo, Sudáfrica, llamada Tikvat Israel – “Esperanza de Israel”, refiriéndose al Cabo de Buena Esperanza. Originalmente, las reglas de la compañía Dutch East India requerían que todos los residentes fueran cristianos. Sólo después de que fue introducida la libertad de religión en 1803 los pobladores judíos de Inglaterra y Alemania se convirtieron en un número importante en la Ciudad del Cabo. A principios del siglo 20, el desarrollo de las minas de oro y diamantes atrajo a un gran número de inmigrantes judíos. La judería de Sudáfrica disfrutó de gran prosperidad, representada fuertemente en el sector comercial y en el profesional. La comunidad judía estaba caracterizada por un gran apego a los valores judíos tradicionales y por fuertes lazos con Israel. La población judía de Sudáfrica alcanzó un pico de 120.000 a principios de la década del 70, pero con la confusión política y la disolución del Apartheid, decenas de miles de judíos dejaron el país para asentarse en Israel, Australia y Estados Unidos. La sinagoga Tikvat Israel – la primera de Sudáfrica, todavía existe hoy en día.