En 1967, paracaidistas israelíes completaron la captura de la Ciudad Vieja de Jerusalem, restituyendo el control judío en el Monte del Templo, el sito de las plegarias judías por siglos. Se abrió una plaza en frente del Muro, y una semana después, decenas de miles de judíos se abarrotaron en el sitio en la festividad de Shavuot. El 28 de Iyar es celebrado hoy en día como Iom Ierushalaim, conmemorando la reunificación de la Ciudad Santa, que se ha mantenido como la capital de la nación judía por 3.000 años.