Yortzait del rabino Don Itzjak Abravanel (1437-1508), un líder durante la época dorada de la judería española. Después de haber servido como tesorero del rey en Portugal, Abravanel se convirtió en un ministro en la corte del Rey Fernando y de la Reina Isabela. En 1492, Isabela firmó un decreto expulsando a todos los judíos que se rehusaran a convertirse al cristianismo. En la inquisición, un estimado de 32.000 judíos fueron quemados en la estaca y otros 200.000 fueron expulsados de España. Según se afirma, el rabino Abravanel le ofreció a la Reina Isabela la suma astronómica de 600.000 coronas para que revocara el edicto, pero no pudo evitar la expulsión y fue exiliado con su pueblo. La mayoría de sus escritos rabínicos fueron compuestos en sus últimos años, cuando estuvo libre de sus responsabilidades gubernamentales.