En 1948, los soldados judíos de la Haganá capturaron la ciudad de Tzfat y el puerto de Haifa, sólo unos días antes de la declaración de independencia de Israel. A pesar de la desventaja numérica, organizativa y armamentística, los judíos prevalecieron en las batallas cruciales, capturando varias ciudades importantes y abriendo temporalmente el camino estratégico a Jerusalem.