En 1958 fue puesta la piedra angular para el edificio de la Kneset israelí en Jerusalem. La Kneset está compuesta por 120 miembros, el mismo tamaño que tenía la Gran Asamblea (Kneset HaGuedolá) que sirvió como el cuerpo rabínico durante la era del Segundo Templo (La Gran Asamblea redactó los libros bíblicos de Ezequiel, Daniel y Ester, y compuso muchas plegarias como la Amidá). Hoy en día, la Kneset israelí es conocida como un bastión de democracia en el Medio Oriente, con mujeres, árabes y otras minorías representadas.