En 1944, los Nazis perpetraron la “Acción de los Niños” en el Gueto de Kovno. En ese día y en el siguiente, los soldados alemanes realizaron búsquedas de casa en casa para reunir a todos los niños menores de 12 años (y adultos mayores de 55) – y los enviaron a su muerte en Fort IX. Eventualmente, los alemanes hicieron volar todas las casas con granadas y dinamitas, sospechando que los judíos pudieran estar ocultos en búnkeres subterráneos. Luego vertieron gasolina sobre gran parte del gueto y lo incendiaron. De los 37.000 judíos que había en Kovno antes del Holocausto, menos del 10 por ciento sobrevivió. Uno de los sobrevivientes fue el rabino Efraim Oshri, quien más tarde publicó una conmovedora colección de respuestas rabínicas, detallando sus decisiones de vida o muerte durante el Holocausto. También en esta fecha, en 1937, judíos americanos realizaron una reunión masiva anti-Nazi en el Madison Square Garden de la ciudad de Nueva York.