En 1920, fue fundado el Keren Hayesod (El Fondo para el Establecimiento). Su propósito era proveer inversión monetaria para la construcción y el desarrollo de la patria judía. A lo largo de los años, el Keren Hayesod ayudó a traer 3 millones de inmigrantes a Israel y a facilitar su absorción. El Keren Hayesod también ayudó a establecer y desarrollar más de 800 pueblos y ciudades en Israel. Su director general, Leib Jaffe, estuvo entre los asesinados en 1948 por la explosión de una bomba en el patio de la Agencia Judía.