En 1943 se finalizaron los planes para deportar a los judíos de Atenas, Grecia. Entre 1941 y 1943, Grecia estaba bajo control de los italianos, quienes en general protegían a los judíos en contra de los alemanes. Pero en 1943 las cosas cambiaron para peor: como castigo por la lucha de Grecia en contra del Axis, la libertad de movimiento fue restringida para todos los judíos. Algunos judíos huyeron y se escondieron en zonas rurales, pero la mayoría fueron deportados a Auschwitz. Los judíos habían vivido en Atenas desde el siglo 3 AEC – la presencia judía continuada más larga en Europa. Los restos de una antigua sinagoga fueron encontrados al pie de la Acrópolis. En el Holocausto, el 77 por ciento de la judería griega fue asesinada – 60.000 judíos.