El 9 de adar es la fecha tradicional de la primera controversia entre las academias talmúdicas de Hilel y Shamai. En el primer siglo de la era común, las persecuciones romanas llevaron a un debilitamiento en los canales de educación, y se crearon dos escuelas rabínicas separadas, cada una desarrollando su propio grupo de costumbres. Sin embargo, las academias de Hilel y Shamai trabajaron juntas con un espíritu de cooperación que evitó que se formara cualquier desunión en el pueblo judío.