Israel es la tierra de los milagros y también es conocida como la “nación start-up”. Incluso en este momento tan difícil con el COVID-19, hay innumerables innovaciones israelíes y cada día se anuncian muchas más.

Aquí hay cinco innovaciones que tienen el objetivo de ayudar al país, y al mundo entero, a enfrentar esta terrible pandemia en las áreas de prevención, exámenes, atención a los enfermos y la crucial investigación para encontrar tratamientos y vacunas.

1. Prevención – Mientras el fundador y presidente de United Hatzalah, Eli Beer, estaba en un coma inducido luchando su propia batalla contra el coronavirus, su equipo creó uno de las primeras aplicaciones de rastreo de contactos en el mundo.

United Hatzalah comprendió el potencial de conectar la información disponible del Ministerio de Salud sobre los casos registrados de COVID-19 con la tecnología de rastreo móvil. Tras una semana de intenso trabajo con Uri Feldman, el resultado fue Trackvirus, que fue lanzado a mediados de marzo y es de uso gratuito. En dos meses la aplicación fue descargada 350.000 veces y ayuda a la gente a saber si tienen que hacer cuarentena y ayuda además a evitar que se propague más el virus.

2. Exámenes - Hay una expresión que les enseñan a los estudiantes de medicina: “Si escuchas cascos, piensa en caballos, no en cebras”. Esto significa que al diagnosticar a un paciente, hay que buscar las explicaciones comunes y no enfermedades extrañas. Hoy, usando el poder de la Inteligencia Artificial, Zebra Medical Vision quiere ayudar a los médicos a “atender a las cebras”.

El objetivo de Zebra Medical es transformar la atención al paciente proveyendo rápidas y precisas imágenes de diagnóstico. La tecnología de la compañía recibió hasta la fecha cinco autorizaciones de la FDA, la Administración de Alimentos y Medicamentos. Zebra fue nombrada entre las 10 compañías de salud más innovadoras del 2020 en la lista de Fast Company. Con el comienzo del COVID-19, la expectativa es que el software de Zebra sea utilizado para proveer un entendimiento clave respecto a la severidad de la enfermedad, permitiendo que los médicos diagnostiquen, clasifiquen y evalúen rápida y efectivamente a los pacientes.

3. Atención al pacienteTytoCare originalmente fue desarrollado para ayudar a que la gente recibiera atención médica sin tener que salir de sus casas. La plataforma provee a los pacientes un examen médico "a medida" los 365 días del año, sin importar en dónde se encuentren.

Cuando apareció el coronavirus, la compañía comprendió que podían permitirle a los médicos examinar de forma remota a los pacientes con COVID-19. Los médicos pueden llevar a cabo numerosos chequeos, incluyendo revisar el corazón, los pulmones, la garganta, la temperatura corporal y mucho más, tanto si el paciente está en el hospital como en su propio hogar. La compañía ya está trabajando con 80 sistemas de salud en el mundo, ayudando a asistir pacientes y al mismo tiempo permitiendo la protección de los trabajadores de salud para que no se contagien con el virus.

4. Potenciales tratamientosCytoReason se considera a sí mismo el centro global de datos de investigación y desarrollo farmacéutico. El programa agrega datos que pertenecen a diferentes compañías de la industria y los usa para entrenar sus modelos computacionales de enfermedades humanas. En otras palabras, médicos y científicos pueden ver en una computadora precisamente lo que le ocurre al cuerpo en un nivel molecular cuando lucha contra una enfermedad.

CytoReason ofrece ahora un modelo de COVID-19 para ayudar a las compañías farmacéuticas y biotécnicas a buscar una cura, y todo sin costo. La compañía abrió su software a todas las compañías farmacéuticas del mundo, ayudando a que los científicos y médicos dedicados a buscar tratamientos puedan ver el impacto que las potenciales medicinas tienen en el cuerpo.

5. La búsqueda de una vacuna – A comienzos de febrero del 2020, el Primer Ministro de Israel instruyó al Instituto de Investigaciones Biológicas bajo el control del Ministerio de Defensa, que produjeran una vacuna contra el COVID-19 y establecieran una fábrica de vacunas. Al parecer el instituto trabaja las 24 horas para encontrar tratamientos y soluciones al virus.

En mayo del 2020, el laboratorio anunció que fue el primero en el mundo en lograr tres objetivos: encontrar un anticuerpo que destruye al virus, que apunta específicamente al COVID-19 y que es monoclonal, lo que significa que se deriva de una sola célula recuperada. El Instituto afirma que ya logró completar con éxito las pruebas de la vacuna del coronavirus en roedores y ahora la probarán en animales antes de comenzar con las pruebas en humanos.

Estas son sólo cinco de las innovaciones que descubrí al investigar para mi nuevo libro, “Tikun Olam: Israel vs COVID-19”. El libro presenta la perspectiva de científicos, médicos y directores ejecutivos en sus esfuerzos para vencer uno de los mayores desafíos que enfrenta el mundo.