El domingo pasado, después de un discurso incitante dictado por el primer ministro de Hamás, Ismail Haniyeh, los estudiantes marcharon en la Universidad Al-Quds en Jerusalem Oriental. Se reunieron con el rostro cubierto de negro y vestidos con uniformes militares, mientras sostenían banderas de Hamás y misiles simulados en el aire.

La Universidad Al-Quds recibe subvenciones de los gobiernos europeos y tiene diversas alianzas con instituciones y universidades de Estados Unidos. Esta no es la primera vez que la universidad ha organizado manifestaciones que celebran los actos terroristas contra Israel. En noviembre del 2013, los estudiantes marcharon con un equipo militar negro, mientras sostenían armas simuladas. También realizaron el saludo nazi tradicional, y pisotearon la bandera israelí.

La propaganda de Hamás no termina allí

Manifestaciones como éstas, forman sólo una parte de la agenda propagandística de Hamás. Libros de texto editados, intimidación de los medios de comunicación y programas de terror juvenil, son otras de las tácticas utilizadas por Hamás a fin de difundir desinformación para los residentes de la Franja de Gaza y Judea y Samaria.