<i>El Dr. Roee Singer del Ministerio de Salud viajó a Camerún en septiembre para proporcionar entrenamiento preventivo en seis hospitales. Foto cortesía de MASHAV</i>El Dr. Roee Singer del Ministerio de Salud viajó a Camerún en septiembre para proporcionar entrenamiento preventivo en seis hospitales. Foto cortesía de MASHAV

En respuesta a las urgentes peticiones de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, el gobierno de Estados Unidos y otros países, Israel ha enviado más de un millón de shekels en equipos médicos, así como también personal especializado, para luchar contra la propagación del brote epidémico de Ébola en África que ha cobrado más de 3.400 vidas desde marzo y ha infectado a casi 7.200 personas.

Gil Haskel, director general adjunto de MASHAV (la Agencia Israelí de Cooperación para el Desarrollo Internacional) le dijo a ISRAEL21c que muchos grupos internacionales —incluyendo a IsraAID, el Foro Israelí para la Ayuda Humanitaria Internacional— ya comenzaron a trabajar en los países afectados de África Occidental para tratar a los pacientes afectados por la fiebre hemorrágica causada por el virus.

La semana pasada, el Ministerio de Defensa Israelí le dijo a Estados Unidos y a la ONU que no podía acceder a la solicitud de enviar hospitales de campaña de las FDI a Liberia y Sierra Leona, debido a la preocupación por la seguridad de los trabajadores de la salud israelíes. MASHAV está respondiendo a una necesidad diferente pero igualmente apremiante: la prevención.

"Nuestra idea era utilizar la experiencia de Israel en la preparación ante emergencias en los países que lindan con los que ya fueron golpeados por la epidemia, con el fin de evitar que se propague aún más el Ébola en África", explica Haskel.

"Tenemos experiencia en clínicas y centros de emergencia móviles, y ahí es donde queremos prestar nuestra ayuda. Hemos decidido que vamos a ser más efectivos en la prevención de la propagación".

Dentro de las próximas dos semanas, MASHAV enviará tres unidades móviles de emergencia para el tratamiento de Ébola —equipadas para manejar los primeros casos que se descubran— a los tres países con mayor riesgo de infección. Esos países serán seleccionados en conjunto con el Ministerio de Salud, explica él.

"Estamos construyendo las unidades de acuerdo a los estándares de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y preparándolas para que sean enviadas por vía marítima", dice Haskel. "Esperamos que lleguen dentro del mes de noviembre".

Cada unidad de 10 camas será enviada junto a un equipo israelí incluyendo técnicos —para construirlas y capacitar a personal local para que las operen— y un médico y una enfermera con el auspicio del Ministerio de Salud. Ellos entrenarán a sus colegas africanos para que eduquen a la población en riesgo sobre cómo prevenir la propagación de la enfermedad.

Cada país tiene un rol que desempeñar

Haskel dice que MASHAV ya donó trajes de protección a las tropas de la Unión Africana estacionadas en Etiopía y envió a dos expertos en salud pública y enfermedades infecciosas —el Dr. Roee Singer del Departamento de Salud Pública del Ministerio de Salud y la Dra. Pnina Shitrit del Hospital Meir en Kfar Saba— para que capacitaran al personal médico en seis hospitales de Camerún sobre las medidas preventivas que se deben implementar para que los ciudadanos no contraigan el virus mortal.

Se cree que la rápida propagación del virus se debe al incumplimiento de las normas establecidas por las autoridades de salud y a las prácticas populares de la región, por lo que la educación pública es esencial.

La agencia también planea enviar dispositivos de emergencia al gobierno de Sierra Leona.

Con el apoyo de MASHAV, IsraAID está cooperando con otros organismos internacionales en Sierra Leona. En asociación con la primera dama Sia Nyama Koroma, los equipos de IsraAID están capacitando a las comunidades locales sobre las cosas que cada persona puede hacer para evitar el contagio, y sobre cómo manejar el estrés causado por el miedo generalizado del virus y sus sobrevivientes. El personal de IsraAID utiliza técnicas anti-estrés similares para ayudar a los refugiados en Jordania, Bulgaria y Corea del Sur.

<i>Yotam Polizer de IsraAID (a la izquierda), con la Primera Dama de Sierra Leona Sia Nyama Koroma y el asesor político Sam Bangura. Foto cortesía de IsraAID.</i>Yotam Polizer de IsraAID (a la izquierda), con la Primera Dama de Sierra Leona Sia Nyama Koroma y el asesor político Sam Bangura. Foto cortesía de IsraAID.

Ron Prosor, embajador de Israel en las Naciones Unidas, le dijo a un Consejo de Seguridad en septiembre que así como Israel respondió al llamado para la ayuda humanitaria en Haití, Ghana y Filipinas, así también "Israel está listo para este nuevo desafío a nivel mundial, y ya ha comenzado a proporcionar fondos y equipos médicos".

Prosor declaró: "La hora para actuar a nivel global es ahora. Decenas de miles de vidas y el futuro de África occidental están en juego. Cada país, por pequeño que sea, tiene un rol que desempeñar en la lucha contra la epidemia del virus Ébola. Nos encontramos en una encrucijada. En nuestra generación, los objetivos globales de salud y desarrollo que una vez parecían inalcanzables, ahora están a nuestro alcance".

Este artículo apareció originalmente en ISRAEL21c.org