Si alguna vez fuiste inspirado por un Rabino o Rebetzin de Aish...

O por un Seminario de Discovery, un programa de Fellowships en Jerusalem, o un comunicado de HonestReporting.com...

O por un articulo o una película en AishLatino.com...

Entonces la persona a la que tienes que agradecer es a Rab Noaj Weinberg, el reverenciado, querido fundador y decano de Aish HaTorá Internacional. Durante los últimos 50 años, Rab Weinberg ha dedicado su vida a ayudar a innumerables judíos alrededor del mundo a conectarse con la belleza y la sabiduría de la Torá.

Ahora tienes la oportunidad de entregarle algo a cambio.

Él fue recientemente diagnosticado con una seria enfermedad. Esta es una oportunidad de impulsar a quienes se han visto beneficiados por el trabajo de Aish HaTorá para que recen y ejecuten acciones espirituales por el bien de la recuperación del Rab Weinberg.

Esto es lo que tú puedes hacer:

Primero, reza por la completa recuperación de "Israel Noaj ben Hinda".

Además de esto, nosotros podemos demostrarle a Dios que queremos y necesitamos al Rab Weinberg, podemos hacer esto tomando una de sus enseñanzas esenciales y comprometiéndonos a crecer en esa área. Cada acción física en este mundo es correspondida de forma bondadosa por Dios. Es por eso que el desarrollo espiritual colectivo agregará al merito del Rab Weinberg e inclinará las balanzas celestiales a su favor.

Aquí hay algunos de los principios fundamentales de las enseñanzas del Rab Weinberg que han inspirado a tantas personas. Escoge un área en la que quieras crecer. Ya sea que trabajes en cambiar algo pequeño o algo grande, cada mitzvá realizada marca una diferencia. La clave es adoptar un compromiso genuino de cambiar para mejor, a nombre de la recuperación de "Israel Noaj ben Hinda".

1. Enfócate en tus prioridades en la vida.

A) Consigue claridad total acerca del propósito de tu vida y tómate el tiempo de hacer un jeshvón hanefesh diario, un recuento espiritual ¿Cuáles son tus metas en la vida? ¿Cuáles son tus estrategias para alcanzarlas? B) Vive con la realidad de que Dios te ama. Deposita tu confianza en Él. Pasa 10 minutos cada día trabajando en las Seis Mitzvot Constantes de la Torá, los mandamientos cruciales que nos ayudan a concentrarnos en el propósito supremo de la vida.

2. Aumenta tu estudio de Torá.

La Torá es el conjunto de instrucciones escritas para la vida, es el plano de la creación. Aunque sólo sean 10 minutos adicionales al día o a la semana, designa más tiempo para aprender la sabiduría de la Torá y pon lo que sea que estés estudiando en práctica.

3. Ama al pueblo judío; pelea por el pueblo judío.

A) Si los judíos estamos unidos, Dios está con nosotros. Si estamos divididos, estamos por nuestra cuenta. Acércate a un judío que es diferente a ti y demuéstrale que te preocupas genuinamente por él. Comparte la belleza y la profundidad del judaísmo con otro judío que puede estar desconectado.
B) El pueblo judío está en grave peligro, no debemos permanecer en silencio. Transfórmate en un activista informado y haz lo que puedas, ya sea combatiendo el radicalismo Islámico, exponiendo la parcialidad de los medios o defendiendo a Israel.

4. La vida es maravillosa; vive con alegría.

Dios creo un mundo hermoso, desbordante de placer y potencial ilimitado. Tómate el tiempo necesario para concentrarte en los regalos que Dios te ha otorgado y vive la vida al máximo.

Durante años, el Rab Weinberg ha enseñado que debemos sentir el dolor de los demás. Y ahora es nuestro turno de poner esta idea en práctica. El Talmud (Brajot 12b) dice: "Si un estudioso de Torá está afligido, uno debe enfermarse por él". Si sentimos compasión por Rab Weinberg, compartiendo genuinamente su dolor, esto despertará la misericordia del Cielo.

Que cada uno de nosotros haga lo que pueda para ayudar a Rab Noaj Weinberg, colmando el cielo con nuestras plegarias, teshuvá y crecimiento espiritual.

Actualización: 24 de Diciembre de 2008.

Luego de haber pasado por tratamientos de quimioterapia y radiación en Israel a comienzos de este año, el Rabino Weinberg ha estado recuperándose pero aún está muy débil. En medio de todo esto, el Rabino Weinberg nunca dejó de moverse hacia adelante en sus nobles metas. Él estuvo en Aish HaTorá Jerusalem casi todos los días, estudiando y desarrollando estrategias para ayudar al pueblo judío.

En Diciembre de 2008, el Rab Weinberg sufrió una caída y se quebró un hueso del muslo y del hombro. Se sometió a una operación y los doctores son optimistas sobre su recuperación.

El Rab Weinberg está constantemente enfocado en el hecho de que Dios nos ama y nos está cuidando. A través de esto, él está fortaleciendo a otros para que confíen también en la bondad de Dios, y tiene muchas esperanzas de que derrotará a su enfermedad, si Dios quiere.

En cada momento del día, en algún lugar del mundo, hay personas realizando buenas acciones y diciendo rezos sinceros en el mérito de la sanación del Rab Weinberg. No hay duda de que esto continúa teniendo un rol significativo en la mejorada salud del Rab Weinberg, a pesar de cualquier predicción pesimista.

El Rab Weinberg agradece personalmente a todos por sus esfuerzos, rezos y preocupación. Realmente marcan una enorme diferencia.

Incluye Tus Comentarios,

Si alguna vez has sido inspirado por Aish HaTorá y el Rab Weinberg, por favor utiliza la sección de comentarios más abajo para transmitir tus pensamientos los cuales serán entregados al Rab Weinberg.

Además, la familia del Rab Weinberg está compilando una lista de nombres de personas que han sido inspiradas por su obra. La lista – que actualmente contiene decenas de miles – será entregada al Rab Weinberg para alentarlo en su batalla por la salud. Si te gustaría estar incluido, por favor envía tu nombre(s) a eyaht@aish.com.