El 2020 estuvo repleto de angustia, miseria y pérdidas, pero también de momentos de entrega y esperanza. Aquí hay ocho citas de judíos, o sobre los judíos, de este año tumultuoso.

Sobre ayudar a los demás

Cuando la pandemia dio vuelta la vida de millones de personas, las comunidades se unieron como nunca antes para ayudarse y apoyarse mutuamente. En Pikesville, Maryland (como en innumerables comunidades judías en todo el mundo), los judíos organizaron programas comunitarios para hacer las compras de quienes debían permanecer en sus hogares y no podían salir a los comercios. Rav Shmuel Silber, líder de la Congregación Torat Jaim en Pikesville, resumió el espíritu de su comunidad:

"Este es un increíble momento de reinvención, un desafío como nunca antes enfrentamos, realidades que nunca hemos visto. Pero nuestra religión siempre nos enseña que sin importar cuáles sean las circunstancias debemos adaptarnos, reinventarnos y luego hacer algo espectacular". —Rav Shmuel Silber

El 17 de marzo, el canal de televisión de la BBC le pidió a Rav Jonathan Sacks, de bendita memoria, que compartiera sus pensamientos. Él transmitió un mensaje de esperanza:

"Los malos eventos como el coronavirus, sin duda una de las peores cosas que vi en mi vida, a veces ayudan a que salga lo peor de nosotros, pero también sacan a luz lo mejor. En este momento, en las comunidades de todo el país, hay grupos que se acercan a las personas mayores y vulnerables preguntando: "¿Puedo ayudar?". Los supermercados se preparan para proporcionar los suministros básicos. Los jóvenes se organizan para entregar medicamentos a las personas necesitadas. Es un poco como el espíritu en un momento de guerra. Y veremos mucho más de esto a medida que pase el tiempo. Veremos una renovación del 'nosotros' en el país". —Rav Lord Jonathan Sacks, 17 de marzo del 2020.

Hablar contra el antisemitismo

Cuando en julio del 2020, DeSean Jackson, de los Philadelphia Eagles, publicó en Twitter mensajes antijudíos, Zach Banner, de los Pittsburg Steelers, respondió con una súplica sincera de abstenerse del antisemitismo. Él alentó a sus colegas del fútbol americano, y a todo el mundo, a reconocer que el antisemitismo está creciendo en todo el planeta.

Zach Banner

"Necesitamos entender que el pueblo judío enfrenta la misma cantidad de odio, dificultades similares y momentos difíciles. Tenemos que alentarlos y abrazarlos tanto como lo hacemos cuando hablamos sobre el Movimiento BLM "las vidas negras importan" y hablamos de elevarnos a nosotros mismos" — Zach Banner, 8 de julio del 2020

La estrella retirada de la NBA, Kareem Abdul Jabbar, también habló contra el antisemitismo. La estrella del básquetbol hace mucho que es sensible respecto a los judíos. En su desgarradora autobiografía: Fuera del abismo: Del infierno de Buchenwald a la Tierra Prometida, el ex Gran Rabino de Israel, Israel Meir Lau, menciona que uno de los soldados norteamericanos que lo liberaron en 1945 era un buen amigo del padre de Abdul Jabbar. Abdul Jabbar visitó Israel y se encontró con Rav Lau, lo cual consideró que era un "gran honor". Cuando varias figuras populares de los Estados Unidos publicaron contenido antisemita en el verano del 2020, Abdul Jabbar pensó que ya era suficiente y escribió:

"…las celebridades tienen una responsabilidad de decir las palabras correctas. No es suficiente con tener buenas intenciones, porque lo que tiene un impacto real son los actos y las palabras. En este caso, un impacto destructivo. En el 2013 se reportaron 751 crímenes de odio contra los judíos. Para el 2019 el número casi se triplicó, llegando a 2.107. Ese mismo año, un terrorista entró a una sinagoga en San Diego, asesinó a una persona e hirió a otras tres.

Como explicó Martin Luther King Jr.: "La injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes". Estamos atrapados en una red ineludible de reciprocidad. Por lo tanto, actuemos de forma consecuente. Si nos vamos a indignar por las injusticias, tenemos que indignarnos por las injusticias contra cualquiera". — Kareem Abdul Jabbar, 14 de julio del 2020

Los Acuerdos de Abraham

El 15 de setiembre del 2020 se firmó un acuerdo histórico de cooperación entre Israel y Bahréin y entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), formalizando relaciones cálidas entre el estado judío y estas dos naciones musulmanas. Hasta la fecha, 50.000 israelíes han visitado estas naciones, algo que hubiera sido imposible antes del acuerdo. En la ceremonia en la que se firmó el acuerdo en la Casa Blanca, presidida por el presidente Donald Trump, el primer ministro Netanyahu habló emotivamente sobre el deseo de paz de Israel:

"Damas y caballeros, el pueblo de Israel conoce bien el precio de la guerra. Yo conozco el precio de la guerra. Fui herido en una batalla. Otro soldado, un buen amigo, murió en mis brazos. Mi hermano, Yoni, perdió su vida al dirigir a sus soldados en el rescate de los rehenes que los terroristas habían llevado a Entebbe.

El dolor de mis padres por la pérdida de Yoni no tuvo alivio hasta el día que murieron. A lo largo de los años, cuando tuve que consolar a las familias de los soldados israelíes caídos y de las víctimas del terrorismo, vi innumerables veces ese mismo dolor. Es por eso que me siento profundamente conmovido de estar aquí hoy, porque quienes sufrieron las heridas de la guerra valoran las bendiciones de la paz". — Biniamín Netanyahu, primer ministro de Israel, 15 de setiembre del 2020.

Los rabinos que perdimos

En el 2020 fallecieron algunos de los rabinos más amados del mundo, entre ellos Rav Iaakov Perlow, Rav Jonathan Sacks, Rav Adin Steinsaltz, Rav Dovid Feinstein, Rav Guedalia Dov Schwartz y Rav Iehudá Herzl Henkin. Su recuerdo continúa inspirándonos con estudio, sabiduría y ejemplos increíbles.

Hubo muchos tributos a estos líderes irremplazables, incluyendo el del Príncipe Carlos que habló en honor de su buen amigo y confiable consejero, Rav Jonathan Sacks:

"A través de sus escritos, sus sermones y sus transmisiones, Rav Sacks afectó la vida de innumerables personas con su sabiduría infalible, con su profunda cordura y con una convicción moral que, en un mundo confundido y confuso, era algo muy raro… Rav Sacks y yo éramos contemporáneos, nacimos en el año de la fundación del Estado de Israel, y a lo largo de muchos años, llegué a valorar inmensamente sus consejos. Era un guía confiable, un maestro inspirado y un amigo verdadero y leal. Lo extrañaré más de lo que pueden expresar las palabras". — Príncipe Carlos, 8 de diciembre del 2020

Los judíos que ayudaron a encontrar una vacuna contra el COVID

Cuando los científicos del mundo se esforzaron para desarrollar una vacuna contra el COVID, algunos de los principales investigadores fueron judíos. El director científico de Pfizer, cuya vacuna fue aprobada por las regulaciones de los Estados Unidos y de Europa, es Mikael Dolsten, un judío sueco hijo de una sobreviviente del Holocausto. El director general de Pfizer, Alberto Bourla, es un empresario judío que nació en Tesalónica, Grecia. En Moderna, una compañía de biotecnología norteamericana que también desarrolló con éxito una vacuna contra el COVID, el director médico es un científico israelí, el Dr. Tal Zaks.

Cuando era evidente que la vacuna de Pfizer sería un éxito, el Dr. Dolsten se refirió al rol destacado que tuvieron los judíos en el desarrollo de la vacuna:

"Muchos de los grandes avances en los Estados Unidos surgieron de inmigrantes. Hay una fuerte tradición judía en torno a la contribución a la humanidad y una fuerte tradición dentro de la medicina". — Dr. Mikael Dolsten, director científico de Pfizer, 16 de noviembre del 2020

Rav Jaim Kanievsky

Mientras que algunas personas expresaron temores respecto a recibir la vacuna, los principales rabinos alentaron a la gente a vacunarse como una forma de detener esta pandemia que pone en riesgo la vida. Hace poco, le preguntaron a Rav Jaim Kanievsky, uno de los líderes judíos ortodoxos más destacados de la actualidad, si recibir la vacuna contra el COVID es algo opcional u obligatorio. "Tzrijim – es obligatorio", dijo. Y agregó: "No tengan miedo".

Que el nuevo año 2021 esté repleto de bendiciones para todos y para todo el pueblo judío.