Sobre el milagro de la supervivencia judía:

1. Los judíos nos presentan un espectáculo excepcional: las leyes de (los antiguos reinados de) Numa, Licurgo y Solón murieron, pero las leyes todavía más antiguas de Moisés siguen vivas. Atenas, Esparta y Roma perecieron y todos sus habitantes se esfumaron de la tierra. Aunque Sion fue destruida, ella no perdió a sus hijos. Ellos se mezclan con todas las naciones pero nunca se pierden en medio de ellas; ya no tienen líderes, pero siguen siendo una nación; ya no tienen un país, pero siguen siendo ciudadanos…

Jean Jacques Rousseau, filósofo francés (1712-1778). Notas privadas de Rousseau citadas en La Religion de J.J. Rousseau por Pierre Maurice Masson (1906).

2. Si las estadísticas son correctas, los judíos constituyen apenas una cuarta parte del uno por ciento de la raza humana. Esto sugiere un nebuloso puñado de polvo estelar perdido en el resplandor de la Vía Láctea. En verdad, apenas tendríamos que escuchar sobre los judíos, pero se los escucha, y siempre se los ha escuchado. Ellos se destacan en el mundo tanto como cualquier otro pueblo, y su importancia tiene una proporción extravagante en comparación con su pequeño tamaño.

Sus contribuciones a la lista de grandes nombres del mundo en literatura, ciencia, arte, música, finanzas, medicina y ciencias recónditas también están fuera de toda proporción con su debilidad numérica. En todas las eras el judío luchó de forma increíble en este mundo; y lo hizo con sus manos atadas en la espalda. Puede ser vanidoso y hay que excusarlo por ello. Los egipcios, los babilonios y los persas se elevaron, llenaron el planeta de sonido y esplendor y luego se desvanecieron como un sueño. Les siguieron los griegos y los romanos y también hicieron mucho ruido, pero desaparecieron. Otros pueblos surgieron y mantuvieron en alto su antorcha por un tiempo, pero la llama se apagó y ahora se sientan en la penumbra o desaparecieron.

El judío los vio a todos, sobrevivió a todos y ahora es lo que siempre fue, sin exhibir decadencia, enfermedades de la edad ni debilidad de ninguna de sus partes, sin disminuir sus energías, sin perder su capacidad de estar alerta ni su mente agresiva. Todas las cosas son mortales menos los judíos; todas las otras fuerzas pasan, pero él permanece. ¿Cuál es el secreto de su inmortalidad?

Mark Twain, escritor norteamericano (1835-1910), “Respecto a los judíos”, Harpers Magazine, marzo 1898

3. ¿Cómo es posible que este amigo (Voltaire) represente a los hebreos bajo una perspectiva tan despreciable? Ellos son la nación más gloriosa que alguna vez habitó esta tierra. Los romanos y su imperio no fueron más que una baratija en comparación a los judíos. Ellos le dieron religión a tres cuartas parte del globo e influyeron sobre la humanidad más y de forma más positiva que cualquier otra nación, antigua o moderna.

John Adams, presidente de los Estados Unidos en una carta al jurista holandés Francis Adrian Van der Kemp, 31 de diciembre de 1825.

Sobre Israel:

4. Si como puede llegar a ocurrir, fuera creado en nuestro tiempo a orillas del Jordán un Estado Judío bajo la protección de la Corona Británica, que podría comprender a tres o cuatro millones de judíos, ocurriría un evento en la historia del mundo que desde todo punto de vista sería beneficioso.

Winston Churchill, futuro Primer Ministro británico. Illustrated Sunday Herald, 8 de febrero de 1920

5. Israel no fue creada para desaparecer. Israel perdurará y florecerá. Es el producto de la esperanza y el hogar de los valientes. No puede ser quebrada por la adversidad ni desmoralizada por el éxito. Lleva el escudo de la democracia y honra la espada de la libertad.

John F. Kennedy, presidente de los Estados Unidos. Mensaje a la Organización Sionista de Norteamérica en la convención anual de 1962

6. Ver a Jerusalem es ver la historia del mundo; todavía más, es la historia de la tierra y el cielo.

Benjamín Disraeli, Primer Ministro británico (1804-1881), Tancred or A New Crusade (1847) por Benjamín Disraeli.

7. Para Israel la paz implica seguridad, y debemos proteger con todas nuestras fuerzas su derecho a existir, su integridad territorial y su derecho a usar cualquier vía marítima que necesite. Yo veo a Israel, y no me importa decirlo, como uno de los mayores puestos de avanzada de la democracia en el mundo y un maravilloso ejemplo de lo que se puede lograr, cómo una tierra desierta puede transformarse en un oasis de hermandad y democracia. Para Israel la paz significa seguridad y esa seguridad debe ser una realidad.

Reverendo Martin Luther King, discurso ante la Asamblea Rabínica el 26 de marzo de 1968

8. Una nación que llora y ayuna durante 2.000 años por su tierra y su Templo, sin duda será recompensada con su Templo.

Atribuido al emperador Napoleón Bonaparte (1769-1821) tras visitar una sinagoga judía en Tishá BeAv y ver a los judíos ayunando y llorando por la destrucción del Templo.

9. Observé con genuina admiración el progreso firme y claro en la rehabilitación de Palestina, que tras estar desolada durante siglos ahora renueva su fuerza y vitalidad a través del entusiasmo, el duro trabajo y el sacrificio personal de los pioneros judíos que trabajan allí con un espíritu de paz y justicia social.

Herbert Hoover, presidente de los Estados Unidos, en una carta privada a Lewis L. Strauss en ocasión del aniversario de la Declaración Balfour, 1922.

10. Uno de los días más orgullosos de mi vida fue el viernes 14 de mayo (1948) a las 6:12 pm cuando pude anunciar el reconocimiento del nuevo estado de Israel por parte del gobierno de los Estados Unidos. En vista de la larga amistad del pueblo norteamericano con el ideal sionista, fue particularmente adecuado que nuestro gobierno fuera el primero en reconocer el nuevo estado.

Harry S. Truman, presidente de los Estados Unidos, grabado en un encuentro secreto con Jaim Weitzman en el Despacho Oval, 18 de marzo de 1948

Sobre la moralidad judía:

11. …Insistiré que los hebreos hicieron más para civilizar a los hombres que cualquier otra nación. Si fuera un ateo y creyera en un destino ciego, de todos modos debería creer que el destino determinó que los judíos sean el instrumento más esencial para civilizar a las naciones… Debería creer que el destino decidió que los judíos preserven y propaguen a toda la humanidad la doctrina de una Soberanía suprema, inteligente y todopoderosa sobre el universo, lo cual yo creo es el principio esencial de toda moralidad y, en consecuencia, de toda civilización.

John Adams, presidente de los Estados Unidos, en una carta del 18 de febrero de 1809 al jurista holandés Francis Adrian Van der Kemp

12. La enseñanza moral de los judíos y el ejemplo práctico de sus vidas es incomparablemente superior que las enseñanzas morales y el ejemplo práctico (de otros)… El judaísmo, al adherir a los principios morales que profesa, ocupa una posición más elevada que… todo lo que comprende los objetivos de las aspiraciones de nuestra sociedad.

Leo Tolstoy, escritor ruso (1828-1910) “Qué es un judío”, ensayo publicado en 1891

13. El hebreo nunca es un mendigo, él siempre cumple la ley, vive con esfuerzo, a menudo bajo severas y opresivas restricciones civiles. También es cierto que ninguna raza, sector o clase se preocupó más por sus miembros.

Benjamin Harrison, presidente de los Estados Unidos, discurso al Congreso el 9 de diciembre de 1891, después de que una serie de pogromos devastaran a las comunidades judías en Rusia.

Sobre el antisemitismo:

14. Me opongo a impedir a los judíos hacer cualquier cosa que otras personas tengan permitido hacer. Me opongo y tengo el máximo aborrecimiento por las líneas de prejuicio antisemita

Winston Churchill, discurso ante el Parlamento Británico en 1946

15. A algunas personas les gustan los judíos y a otras no. Pero ninguna persona pensante puede negar el hecho de que fuera de toda duda son la raza más formidable y destacada que apareció en el mundo.

Winston Churchill, 8 de febrero 1920, Illustrated Sunday Herald

16. Cuando critican a los sionistas, se refieren a los judíos. ¡Eso es antisemitismo!

Reverendo Martin Luther King, al hablar con estudiantes que se quejaban sobre Israel, 27 de octubre de 1967

17. ¿Cómo te atreves a decirle a un judío que su indignación es “patentemente sintética”? ¿Cómo te atreves a exigir que revelen su dolor y miedo a pedido para tu evaluación personal? ¿A qué otra minoría le hablarías de esa forma?

J. K. Rowling (vía Twitter, 26 de agosto del 2018)