27 de Nisan, día en el que año tras año se conmemora "Iom HaShoá". En este día los judíos del Gueto de Varsovia se sublevaron contra los nazis y ahora, en el año 5773 (8 de abril de 2013), nosotros, los judíos del mundo nos sublevamos con orgullo y dignidad por ser judíos recordando a cada uno de los seis millones que murieron por SER JUDÍOS.

Para decir seis millones utilizamos únicamente doce letras, sin embargo dentro de esas doce letras están abuelos que dejaron de contarles historias a sus nietos, abuelas que ya no pudieron seguir preparando esos deliciosos platillos que invitaban a la familia a reunirse cálidamente alrededor de la mesa cada Iom Tov, a esos padres que trabajaban física y espiritualmente para construir el camino que sus hijos debían recorrer, a esas madres que bendijeron a sus hijos después de prender las velas de Shabat desde el día que nacieron, a esos niños que no acabaron de jugar...

La Shoá nos deja una herida que nunca se curará, una experiencia que está fuera de nuestra comprensión, fuera del entendimiento. Se ha tratado de explicar, de analizar, pero no se puede... es incomprensible. Por eso, nosotros debemos recordarlos... A TODOS, A CADA UNO... A ESE UNIVERSO LLENO DE VIDA QUE FUE ARRASADO, EXTERMINADO.

Los judíos debemos ser decididos, valientes, audaces, atrevidos, intrépidos, osados. Mantener vivo el judaísmo y a los judíos.

Recordemos y honremos a aquellos que fueron asesinados, a aquellos que sobrevivieron, a aquellos que arriesgaron todo para salvar... vida. Debemos hacerlo con respeto, con amor, con decisión para que no quede sólo en palabras: ¡NUNCA JAMÁS!.

Año a año recordamos... Este 27 de Nisan, este 8 de abril, evoquemos pensando en los individuos que forman ese número de judíos tan difícil de comprender: seis millones.

Kol Israel Arevim Ze la Ze, cada judío es responsable uno por el otro. Con el recuerdo, con la solidaridad, con la conmemoración, con el respeto, mantenemos viva su historia, la de todos y cada uno de ellos, de aquellos judíos que vivieron el horror y así, de esta forma continuamos manteniendo vivo a el pueblo judío, al judaísmo, a nosotros.

Am Israel Jai – El Pueblo Judío Vive