Nuestros ojos y los ojos de todo el mundo están puestos sobre el lejano este, preguntándonos cómo un Boeing 777 puede haber desaparecido sin dejar ningún rastro. El vuelo 370 de Malasia Airlines despegó de Kuala Lumpur a las 12:43 a.m. el sábado pasado y aún no ha sido localizado. Volar es el modo más seguro de transporte que existe en la actualidad, por lo que la desaparición de un avión de este tipo nos ha dejado a todos perplejos.

Escuché la siguiente historia de primera mano del agente de viajes involucrado. Él me envió el siguiente intercambio de emails sin editar y yo hice las modificaciones necesarias para proteger la privacidad de ambas partes.

Dice el refrán: “Más de lo que los judíos han cuidado el Shabat, el Shabat ha cuidado a los judíos”. Cuando pienso en este refrán, imagino cómo sería mi vida si estuviera conectado constantemente, 7 días a la semana. Yo ya me siento un esclavo de mis dispositivos digitales, pero la idea de que Shabat está sólo a la vuelta de la esquina me mantiene con vida. Desde el atardecer del viernes hasta la noche del sábado son 25 horas de desconexión total de todo tipo de dispositivo electrónico, ¡y es una maravilla! Son 25 horas en las cuales oramos a Dios y consumimos cantidades obscenas de calorías compartiendo deliciosos banquetes con familiares y amigos. ¡Es perfecto! Claro, cualquier persona puede desconectarse en un momento dado, pero hay algo asombroso acerca de la desconexión forzosa que no se puede explicar adecuadamente a alguien que no lo ha experimentado personalmente.

Pero el refrán adquiere una connotación mucho más profunda en la siguiente historia:

El 13 de enero de 2014, Andy le envió un correo electrónico a su agente de viajes con su itinerario deseado:

El agente de viajes —un judío ortodoxo—, propuso el siguiente itinerario en clase ejecutiva, alterando ligeramente el vuelo de Kuala Lumpur a Beijing para que cayera el viernes en lugar del sábado.

A Andy le encantó el precio, pero una vez más solicitó el vuelo desde Kuala Lumpur a Beijing el sábado por la mañana:

El agente de viajes respondió que por motivos religiosos no podía reservar un vuelo para él en Shabat, pero que él podía reservar ese vuelo por sí mismo si lo deseaba:

Andy estuvo de acuerdo y planeó reservar el vuelo por sí mismo:

El agente de viajes sugirió que le avisara si cambiaba de parecer:

Poco después Andy hizo precisamente eso:

El agente de viajes le recomendó un lugar para conseguir una agradable cena casher y confirmó el itinerario propuesto en un principio, volando desde Kuala Lumpur a Beijing el viernes temprano por la mañana en vez del sábado.

Ahora avanza unas cuantas semanas. El agente de viajes que está en Israel, leyó el siguiente correo electrónico al término del Shabat pasado. El correo electrónico había sido enviado después de Shabat, a las 7:15 p.m. hora de Beijing / 1:15 p.m. hora de Israel:

El agente de viajes le contestó, igualmente conmocionado, después de ver que Shabat le había salvado la vida a su cliente:

Increíblemente, gracias a que el agente de viajes se preocupó por la observancia religiosa de un judío, Andy fue persuadido a volar en el vuelo de Malasia Air 370 exactamente un día antes del fatídico vuelo que él quería tomar.

No escuchamos frecuentemente historias como esta.

Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias de los desaparecidos.

Este artículo apareció originalmente en dansdeals.com. Aquí puedes ver los mensajes de correo electrónico originales en inglés.