Eric Schwan, un judío nacido en Viena, falleció recientemente a los 90 años y dejó un legado inusual. Él dejó la pequeña fortuna que había logrado ahorrar durante su vida trabajando en el campo farmacéutico a Le Chambon sur Lignon, un pueblito con menos de 2.500 habitantes en el sureste de Francia. Hace ochenta años, los residentes de Le Chambon sur Lignon salvaron la vida del Sr. Schwan y de otros miles de refugiados judíos durante los oscuros días del Holocausto.

En 1943, cuando llegó a Le Chambon sur Lignon con sus padres y con su abuela, el sr. Schwan tenía sólo trece años. Poco se conoce sobre la travesía familiar, fuera del hecho de que al llegar a Francia fueron enviados prisioneros al famoso campo Rivesaltes, cerca de la frontera de Francia con España. El gobierno francés de Vichy, que colaboraba con los nazis, envió a Riversaltes aproximadamente a 8.000 judíos, gitanos y otros "indeseables". Desde allí, muchos fueron enviados a Auschwitz y a otros campos de exterminio. El campo fue clausurado en 1942 y la mayoría de los judíos que quedaban fueron enviados a su muerte. Se desconoce cómo logró escapar de allí la familia Schwan.

Ellos llegaron a Le Chambon sur Lignon en 1943. Tal vez otros refugiados judíos les dijeron que el pueblo se había vuelto un refugio para los judíos desesperados. Los residentes locales recibieron a la familia Schwan y los albergaron en el edificio de una escuela durante dos años, hasta que terminó la guerra. La familia Schwan se unió a otros miles de judíos escondidos y protegidos por los habitantes del pueblo y por quienes vivían en las pequeñas aldeas cercanas a Le Chambon sur Lignon, a menudo con gran riesgo personal.

Durante años, Le Chambon sur Lignon se había resistido activamente al gobierno pro nazi. Cuando la Alemania nazi invadió Francia en 1940 y estableció el régimen colaboracionista de Vichy en gran parte del país, el pastor de Le Chambon sur Lignon, Andre Trocme, y su esposa Magda, alentaron al pueblo a ocultar a los judíos. El pastor Trocme llamaba a los judíos "el pueblo de la Biblia", y construyó en la zona una fuerte tradición de respeto a los judíos. Muy pronto se difundió el rumor de que el pueblo era un refugio seguro para los judíos perseguidos. Los refugiados comenzaron a cruzar Europa para llegar a Le Chambon sur Lignon y a las aldeas cercanas.

Cuando Francia comenzó a deportar a sus judíos a los campos de exterminio en 1942, el pastor Trocme intensificó su retórica y alentó a sus feligreses a dar refugio a los judíos, ocultándolos de las autoridades nazis y del gobierno de Vichy que buscaban arrestarlos para enviarlos a los campos de concentración y exterminio. Muchos residentes locales se pusieron a la altura de la misión.

Andre y Magda Trocme

Magda, la esposa de Andre Trocme, discretamente identificó a las familias locales que estaban dispuestas a albergar judíos en sus casas y en sus propiedades. Los habitantes del pueblo ocultaron judíos en sus hogares. Los granjeros locales albergaron judíos en sus graneros y en otros edificios. Había voluntarios que esperaban en las estaciones de trenes locales para identificar y recibir a los refugiados judíos y transportarlos a la seguridad de Le Chambon sur Lignon. Un líder religioso local, el pastor Edouard Theis, condujo a los judíos en travesías secretas hacia la frontera suiza, donde trabajaba con activistas protestantes suizos para ayudar a los judíos a cruzar la frontera.

"Cumplan la voluntad de Dios, no la de los hombres", alentaba a sus congregantes el pastor Trocme, y les imploraba que albergaran y ayudaran a los judíos.

Este trabajo era sumamente peligroso. Muy pronto, Le Chambon sur Lignon se convirtió en un importante objetivo de las autoridades Vichy encargadas de encontrar a los judíos y de castigar a cualquiera que ayudara a las desesperadas familias judías. Las cosas llegaron a un punto crítico en 1942, cuando los policías de Vichy entraron al pueblo. "Estas personas llegaron a pedir refugio y ayuda", les respondió el pastor Trocme, y se negó a divulgar dónde estaban los judíos que el pueblo había escondido. A continuación, hubo más visitas de las autoridades de Vichy y las tensiones en el pueblo se incrementaron. "Cumplan la voluntad de Dios, no la de los hombres", alentaba a sus congregantes el pastor Trocme, y les imploraba que albergaran y ayudaran a los judíos.

En febrero de 1943, los oficiales nazis arrestaron al pastor Trocme y a varios líderes del pueblo. Uno de los hombres arrestados era Daniel Trocme, el hermano del pastor Andre Trocme. Daniel Trocme era el director de un hogar infantil en Le Chambon sur Lignon, donde albergaba a refugiados judíos. Por este "crimen" los nazis deportaron a Daniel Trocme a Buchenwald, donde murió.

Al pastor Andre Trocme lo mantuvieron durante cinco semanas en un campo cerca del histórico pueblo de Limoges. Le ordenaron firmar documentos prometiendo cumplir todas las órdenes del gobierno de Vichy, pero él se negó. A pesar de que el líder religioso no estaba en el pueblo, los residentes de Le Chambon sur Lignon y de los pueblos vecinos continuaron adelante con su vital trabajo protegiendo a los judíos.

Milagrosamente, el pastor Andre Trocme fue liberado. Él regresó a Le Chambon sur Lignon y retomó sus actividades ayudando a los judíos, aunque ahora lo hizo de una forma mucho más secreta que antes.

Niños judíos que se salvaron en Le Chambon sur Lignon

Cuando terminó la guerra, los padres de Eric Schwan regresaron a Viena. Su padre era médico y quizás planeó volver a trabajar allí. Eric se quedó en Le Chambon sur Lignon y vivió en el pueblo hasta 1950, cuando se fue a la ciudad de Lyon para estudiar farmacéutica. Durante su vida, el sr. Schwan no estuvo demasiado conectado con la comunidad judía. Él se casó con una mujer francesa no judía y no tuvieron hijos. Pero al parecer durante toda su vida sintió un fuerte apego con el pueblo que lo salvó a él y a tantos otros judíos.

Hace algunos años, el sr. Schwan y su esposa se pusieron en contacto con el alcalde de Le Chambon sur Lignon, Jean Michel Eyraud, y hablaron sobre la posibilidad de legar en su testamento todos sus ahorros al pueblo. El sr. Schwan falleció el 25 de diciembre del 2020. Unas pocas semanas más tarde, su abogado se puso en contacto con el pueblo y les informó que el sr. Schwan, quien era viudo, había legado todos sus ahorros al pueblo.

"Es una gran suma para el pueblo", dijo a los periodistas el alcalde Eyraud. La herencia es de aproximadamente dos millones de euros (alrededor de dos millones cuatrocientos mil dólares) Cumpliendo con los deseos del sr. Schwan, Le Chambon sur Lignon planea usar el dinero para programas educativos para los niños y para otras actividades juveniles.

El regalo del sr. Schwan no es el único reconocimiento que recibió el pueblo por haber protegido a miles de judíos durante el Holocausto. Yad Vashem designó a Andre y a Magda Trocme, junto a otros 32 residentes de Le Chambon sur Lignon, "justos de las naciones" por arriesgar sus vidas para salvar judíos. Se estima que durante el Holocausto entre 3.000 y 5.000 judíos encontraron refugio en el pueblo.

En 1998, Yad Vashem otorgó a todo el pueblo un diploma especial de honor por su coraje y humanidad durante esos años de oscuridad y terror.