"La gente nos abraza. Nos dicen: 'Gracias por venir desde Israel a ayudarnos. Lo valoramos enormemente'". Itzik Itach comparte la cálida recepción que él y su equipo de rescate israelí recibió durante los últimos días en Surfside, Florida, donde las autoridades siguen buscando a los desaparecidos entre los escombros de las Torres Champlain. Aproximadamente 140 personas siguen atrapadas entre los escombros y desaparecidas. Hasta el momento rescataron 18 cadáveres.

En los días posteriores al catastrófico colapso de las Torres Champlain, los equipos de rescate comenzaron la frenética búsqueda de los sobrevivientes. La situación es desesperante para las familias que esperan recibir noticias sobre sus seres queridos.

Israel tiene una larga historia de enviar expertos para ayudar en situaciones de desastres, y diversas organizaciones israelís rápidamente armaron equipos para ayudar en la operación de rescate en Florida. El ejército envió un equipo de expertos en búsqueda de su Unidad Nacional de Rescate, quienes están ayudando al cuerpo de bomberos de Miami-Dade en la búsqueda de sobrevivientes. La operación fue llamada Yad Ajim – Una mano de ayuda para los hermanos.

Itzik Itach en el sitio del derrumbe de las Torres Champlain en Surfside, Florida

Varios voluntarios israelíes también llegaron a Florida para tratar de brindar su ayuda. Entre ellos se encuentra Itzik Itach, un especialista en rescate subacuático del cuerpo médico voluntario de Israel, Hatzalá, quien viajó desde su hogar en Jerusalem para ayudar en la escena de la catástrofe. En una entrevista exclusiva con Aishlatino.com, él explicó cómo puede brindar un poco de ayuda y consuelo a las familias que esperan recibir noticias sobre sus seres queridos.

"Yo formo parte de la delegación de SSF – Rescues Without Borders (rescate sin fronteras), una organización de rescate que trabaja con los servicios de socorro del Maguen David Adom que viajan a ayudar en catástrofes en todo el mundo". Hace unos pocos días, le dijeron que tenía que viajar de inmediato al aeropuerto Ben Gurión en Israel para prepararse para una misión de rescate en Florida. Itzik se despidió de su esposa y de sus cuatro pequeños hijos y corrió a tomar el vuelo, decidido a ayudar de cualquier forma que le fuera posible. Él se unió a otros cuatro voluntarios de SFF, todos ellos con amplia experiencia médica y de rescate, incluyendo el asesoramiento de personas que sufren traumas y estrés.

Itzik es un experto en energía solar que decidió entrenarse como paramédico hace cinco años, tras ser testigo de un accidente de tráfico en Jerusalem. Se sintió tan mal de no saber cómo ayudar a una persona herida que decidió aprender cómo poder asistir a otras personas en el futuro. Desde entonces, Itzik ayudó a víctimas de diversos accidentes naturales y ataques terroristas en Israel y en el exterior.

Golan Vach, comandante de la Unidad Nacional de Rescate de las Fuerzas de Defensa de Israel.

Mientras que los equipos de búsqueda y rescate siguen buscando víctimas entre los escombros, Itzik y sus compañeros voluntarios de SFF han estado trabajando con las familias de las personas desaparecidas. "Ellos nos muestran fotografías de sus seres queridos y preguntan: '¿Tal vez los han visto?'. Es muy triste… realmente compartimos su dolor y tratamos de darles toda la ayuda que podemos".

Itzik notó que la presencia de tantos voluntarios israelíes de diversas organizaciones elevó la moral de algunas de las personas que esperan noticias de sus seres queridos. Algunas personas le comentaron que sintieron una nueva sensación de urgencia y esperanza cuando llegaron los israelíes. "Israel tiene maravillosas tecnologías en casos de desastres debido a nuestra extensa experiencia tanto en excavaciones, en recursos humanos, en profesionalismo…".

Para Itzik y los otros voluntarios de SFF, la asesoría en casos de trauma fue una gran necesidad. "Las familias están ansiosas por recibir información sobre sus seres queridos". Él y sus compañeros de SFF pasan horas sentados con las familias, escuchando sus temores y compartiendo su dolor.

Ha sido un período terrible. Los familiares están atormentados, sin saber si sus seres queridos pueden seguir vivos debajo de la torre colapsada. Itzik describe la aguda necesidad de ayuda y apoyo. "Con un fuerte abrazo, con actos afectuosos, les mostramos que hay alguien a su lado".

Algunos de los voluntarios de SFF en Florida.

La celeridad con la cual los israelíes llegaron a Florida transmitió un amplio mensaje a los judíos de todo el mundo, observa Itzik, citando la famosa declaración del sabio judío Rashi, respecto a que todo Israel estuvo keish ejad belev ejad – como una sola persona con un solo corazón (Rashi, Éxodo 19:2). "Queremos mostrar solidaridad con nuestros hermanos judíos en Florida y en todo el mundo".

Itzik señala que siempre que ocurren desgracias en Israel, los judíos de Estados Unidos están dispuestos a ayudar al estado judío. "Si algo ocurre en Israel, ustedes vienen todo el tiempo, los vemos. Ahora que ocurrió algo aquí, nosotros vinimos. Cualquier cosa que le ocurre a un judío, todos los otros judíos van a ayudarlo. Esto es lo importante".

Mientras la operación de búsqueda y rescate continúa, Itzik considera que también sigue adelante su misión de brindar consuelo a las familias. A pesar de las dificultades de su trabajo, él no quisiera estar en ninguna otra parte que ayudando a sus hermanos judíos y a otras personas. "El rol del pueblo de Israel es ayudarse mutuamente en cualquier lugar del mundo".