El jueves 24 de junio del 2021, la tragedia asoló a Champlain Towers, un edificio residencial de 12 pisos en Surfside, Miami. De repente, la mitad del complejo colapsó durante las primeras horas de la mañana, enterrando entre los escombros a familias enteras. Días después del desastre, se lograron recuperar los restos de muchas de las personas que murieron en el derrumbe, pero todavía quedan 150 personas desaparecidas.

Champlain Towers era el hogar de una comunidad diversa que incluía a muchos judíos. En los días posteriores a esta catástrofe, judíos y personas de todo el mundo se unieron para ayudar a las víctimas y ofrecer consuelo a las familias que esperan desesperadamente saber qué ocurrió con sus seres queridos.

Buscar entre los escombros

León Roy Hausmann, un voluntario de Cadena, la organización de rescate judía mexicana, estaba en Surfside y conversó con Aishlatino.com respecto a la sensación de solidaridad que se siente con la comunidad y con las muchas víctimas de la catástrofe.

Los voluntarios de Cadena ayudan a la gente "sin importar su nacionalidad ni su religión, nosotros no discriminamos", explicó. Después de haber trabajado por todo el mundo ayudando en la búsqueda y el rescate de víctimas de más de 1.000 desastres naturales, ayudar a buscar a los residentes de Champlain Towers se siente como algo más personal. "Se siente como algo más inmediato cuando nuestro propio pueblo fue víctima de este evento".

Cuando los voluntarios de Cadena se enteraron del colapso de Champlain Towers, entraron en acción y enviaron a Miami a siete judíos expertos en búsqueda y rescate, además de movilizar a los voluntarios locales de Cadena en el área de Miami. "Esta es la tecnología más avanzada que existe en el mercado", señaló Hausmann respecto al equipamiento de su grupo, que incluye dispositivos de sonar que pueden detectar sonidos debajo de varios metros de escombros, perros de búsqueda entrenados para detectar olores humanos y equipamiento de rayos x.

"Estamos trabajando con el Departamento de Bomberos de Miami-Dade County", señala Hausmann, y describe su trabajo sin pausas. Los voluntarios de Cadena también enviaron psicólogos y terapeutas para trabajar con los miembros de las familias que siguen esperando noticias de sus seres queridos.

Miles de residentes locales ofrecieron voluntariamente comida, ropa y otros ítems para las personas que esperan saber algo de sus familias y también para las familias que vivían en Champlain Towers y ahora no tienen casa. "Miles de voluntarios trajeron comida, ropa y todo lo que las familias pueden llegar a necesitar. Ver esto fue muy conmovedor".

Uno de los momentos más conmovedores para Hausmann durante los últimos días tuvo lugar en Shabat, al día siguiente del derrumbe. Alrededor de 17 voluntarios de Cadena estaban en el sitio en la noche del viernes, proveyendo su apoyo al equipo de rescate de los bomberos locales. "Hicimos kidush para todo el equipo, y también para todas las personas judías que seguían atrapadas debajo de los escombros", cuenta Hausmann.

El ministro de Asuntos de la Diáspora, Najman Shai, en el sitio del derrumbe del edificio en Surfside, Florida, el 27 de junio del 2021

El domingo 27 de junio, llegó a Surfside un grupo de diez soldados israelíes del Frente de Comando. Ellos fueron directamente al sitio del derrumbe y comenzaron a trabajar junto a los voluntarios de Cadena y el personal de primeros auxilios del área de Miami, buscando sobrevivientes y también los restos de las víctimas, compartiendo su experiencia y sus conocimientos únicos de búsqueda y rescate.

Un Rav que acompaña y aconseja a las familias afectadas

"En este momento las necesidades son innumerables. Piensen en todas esas familias que desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos"; explicó Rav Dr. Fred Klein, uno de los asistentes claves en el área. Rav Klein es el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Rabínica del Gran Miami, director de Mishkán Miami, y miembro certificado de asistencia pastoral clínica. Cuando colapsó Champlain Towers, la Federación judía de Gran Miami envió a Rav Klein para ayudar. Él conversó con Aishlatino.com en medio de un día muy ocupado, repleto de reuniones y de trabajo para coordinar los diversos elementos de respuesta ante el desastre.

En este momento, hay dos áreas principales en las que Rav Klein y el resto de los voluntarios enfocan sus esfuerzos. "Una es el área en donde se lleva a cabo la búsqueda y el rescate", explica. Durante el domingo 27 de junio, el día de ayuno del 17 de tamuz, cuando los judíos ayunaron a pesar del calor extremo en Surfside, Rav Klein trabajó llevando grupos de miembros de las familias a visitar el sitio. "Para ellos es sumamente traumático".

Una segunda área en la que Rav Klein está trabajando es en un hotel local donde se reunieron cientos de parientes de las personas que siguen desaparecidas. Ellos esperan recibir noticias y pienso que psicológicamente están en una situación muy difícil". Rav Klein señala que muchos siguen rezando "por un milagro" que permita que sus seres queridos sean encontrados vivos. "Es difícil saber qué hacer, cómo sentirse, o cómo planear", sin saber si sus seres amados siguen vivos. El hotel ofrece comida kasher, toda preparada por voluntarios locales. "Desde la tragedia, hubo un derrame de buena voluntad de la comunidad judía", ayudando tanto a las víctimas judías como no judías.

Rav Klein señala que llegaron cantidades de donaciones al área y que algunas sinagogas locales se transformaron en centros de distribución de los bienes donados. "No se trata sólo de las familias que esperan noticias de sus seres queridos, sino que también hay familias que vivían en Champlain Towers y lograron salvarse. También ellos están necesitados, en este momento se quedaron sin casa y van a tener que reconstruir sus vidas".

"Yo soy un rabino ortodoxo, pero aquí puedes ver rabinos de todas las clases, hombres y mujeres. Todos están tratando de ayudar a diversos grupos de judíos".

Vital apoyo médico

Muchos de los voluntarios que ayudan en Surfside son miembros de Hatzalá del sur de Florida, un grupo judío que ayuda a cuidar la salud y mejora los resultados médicos al "incrementar los servicios de emergencias médicas existentes en el Sur de Florida, con una comunidad voluntaria de técnicos médicos de emergencia".

Iosef Dahan es uno de los voluntarios de Hatzalá que están trabajando en Surfside. "Nos dividimos en diversos equipos", explicó a Aishlatino.com, cada equipo enfocado en otra área de necesidad.

En el sitio mismo del derrumbe, "proveemos clasificación y asistencia médica de apoyo a los equipos de búsqueda y rescate". Cuando un miembro de los equipos de rescate resulta herido o se deshidrata en medio del trabajo, los voluntarios de Hatzalá atienden a los socorristas.

Hatzalá también opera unidades de voluntarios en el hotel donde hay cientos de personas esperando noticias sobre sus familiares. Ellos emplean psicoterapeutas y también trabajan con otras organizaciones para ayudar a estas personas. Hatzalá provee apoyo médico y emocional durante estos difíciles momentos.

Un almacén de productos donados

Rav Guidón Moskovitz actualmente vive en Houston, pero él y su familia planean mudarse pronto a Bal Harbor, un suburbio vecino a Surfside, donde él será el Rabino de Young Israel de Bal Harbor a partir de finales del verano. Apenas Rav Moskovitz se enteró de la tragedia de Champlain Towers, supo que tenía que estar al lado de su comunidad en Florida y voló al área para ayudar.

Lo que encontró fue un derrame de jésed (actos de bondad y ayuda). Los judíos locales estaban recolectando alimentos, artículos de tocador y otros ítems para donar a las familias que perdieron sus hogares y todos sus bienes en el derrumbe. Muy pronto, el garaje de Young Israel en Bal Harbor se llenó con ítems donados esperando ser distribuidos. Muchos congregantes tienen amigos o parientes que siguen desaparecidos, y están haciendo todo lo que pueden para ayudar.

"Sabíamos que no tenían nada"

"Apenas oímos lo ocurrido al amanecer del jueves, nos pusimos en contacto con nuestras familias (de la congregación)", recordó Mike Baranek, director de compromiso congregacional del templo Beth Shalom en Miami Beach, en una entrevista con Aishlatino.com. Entonces supo que dos miembros de su sinagoga vivñían en Champlain Towers. "Gracias a Dios ambas familias están vivas. Una familia salió del edificio en sus pijamas" y no pudieron volver al edificio destruido, no pueden acceder a ningunos de sus bienes familiares.

Baranek señala que las familias judías locales de inmediato abrieron sus hogares, dando a los residentes lugares donde poder quedarse. "La respuesta de la ciudad y de la comunidad judía ha sido sorprendente". Su congregación estuvo trabajando para recolectar donativos y ayudar en cualquier forma posible. "Llegamos a un punto en el que anunciaron que no eran necesarios más suministros materiales".

Al día siguiente del derrumbe, el Templo Beth Shalom repartió la cena de Shabat a sus congregantes que perdieron sus hogares. Además de comida, la sinagoga también distribuyó kipot, talitot (mantos de plegarias), sidurim (libros de plegarias judías), vino y velas para Shabat. "Sabíamos que no tenían nada", explicó Baranek.

Qué podemos hacer

Mientras la operación de búsqueda y rescate continúa, hay muchas cosas que podemos hacer para ayudar desde todos los rincones del mundo. "En este momento lo más importante es rezar por las vidas de las personas desaparecidas y que todavía pueden llegar a estar vivas", señala el voluntario de Cadena, León Roy Hausmann. Rav Moskovitz enfatizó "la fuerza que tiene la plegaria". Él quiere que la gente entienda que la plegaria es tan importante como cualquier otra clase de actos.

En momentos de tragedia, la costumbre judía es recitar Salmos. Considera la posibilidad de dedicar un momento para recitar uno o más Salmos al día. Aquí hay un link con la traducción al español de estas poderosas y eternas plegarias judías. https://es.tehilim-online.com/tehilim-traducido-al-espanol

También se pueden donar fondos para ayudar a los voluntarios que trabajan en Surfside y a las familias que están sumamente necesitadas.

Greater Miami Jewish Federation abrió un fondo para ayudar a las víctimas del derrumbe de Champlain Towers. 

https://jewishmiami.org/gift/surfsidebuildingcollapse/?fbclid=IwAR318kF3kFQzOJaVXD3mVG0Zedgd0-f1SGr-wWGCZGi5B0zUhMOKafbr4Rk

La sinagoga de Bal Harbour, que está cerca de Champlain Towers y sirvió como un centro para recibir y clasificar las donaciones, estableció el fondo de ayuda 8777 Collins Avenue Relief. Este fondo será "distribuido de acuerdo con las necesidades directamente a las víctimas y a las familias". https://www.theshul.org/8777

Las donaciones a Hatzalá del Sur de Florida pueden hacerse en este sitio: https://www.hatzalahsouthflorida.org/donate